miércoles, 1 de octubre de 2014

COMENTARIOS DE TEXTO

COMENTARIO DE TEXTO Nº 1 - JORGE MANRIQUE
Este mundo es el camino
para el otro, que es morada
sin pesar;
mas cumple tener buen tino
para andar esta jornada
sin errar.
Partimos cuando nacemos,
andamos mientras vivimos,
y llegamos
al tiempo que fenecemos;
así que, cuando morimos,
descansamos.
("Coplas a la muerte de su padre")

Cuestiones:

1.- Explica las palabras "morada", "tino", "jornada" y "fenecemos". Sinónimos de morir. Derivados de la palabra "mundo".
2.- Análisis morfológico del cuarto verso. Análisis sintáctico de los tres primeros versos.
3.- Di los nombres de estos versos por el número de sílabas, determina su clase de rima y la estrofa que constituyen.
4.- Escribe lo que sepas del autor y la época en que vivió.
5.- Tema de redacción: Describe algún viaje que hayas realizado o te hayan contado tus compañeros. ¿Te gusta viajar? ¿Lo haces con frecuencia? ¿Cuál sería tu viaje ideal? ¿Prefieres algún medio de transporte en particular?

COMENTARIO DE TEXTO Nº 2 - LOPE DE RUEDA

Mencigüela.- A dos reales quiere mi madre que se venda el celemín.
Aloxa.- Cara cosa es ésa.
Toruvio.- ¿No le parece a vuesa merced?
Mencigüela.- Y mi padre a quince dineros.
Aloxa.- Tenga yo una muestra dellas.
Toruvio.- ¡Válame Dios, Señor! Vuesa merced no quiere entenderme. Hoy he plantado un renuevo de aceitunas, y dice mi mujer que de aquí a seis o siete años dará cuatro o cinco fanegas de aceitunas, y quella la cogería, y que yo la acarrease, y la mochacha la vendiese, y que a fuerza de derecho había de pedir a dos reales por cada celemín; yo que no y ella que sí, y sobre esto ha sido la quistión.
Aloxa.- ¡Oh, qué graciosa quistión; nunca tal se ha visto! Las aceitunas no están plantadas y ya ha llevado la mochacha tarea sobre ellas.
("Las aceitunas")

Cuestiones:

1.- Explica el sentido del texto en pocas palabras. ¿Qué significan "celemín" y "fanega"?
2.- Analiza morfológicamente: "¡Válame Dios, señor! Vuesa merced no quiere entenderme".
3.- Análisis sintáctico de: "a dos reales quiere mi madre que se venda el celemín".
4.- ¿Qué diferencia hay entre lo trágico y lo cómico?
5.- ¿Recuerdas algún dramaturgo anterior a Lope de Vega?
6.- Describe una función de teatro.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 3 - ROMANCERO

En Santa Gadea de Burgos,
do juran los fijosdalgo,
allí le toma la jura
el Cid al rey castellano.
Las juras eran tan fuertes
que a todos ponen espanto,
sobre un cerrojo de hierro
y una ballesta de palo.
Cuestiones:

1- Explica los términos "fijosdalgo", "jura" y "ballesta".
2.- Análisis morfológico de las palabras "do", "allí", "le", "sobre" y "cerrojo".
3.- Análisis sintáctico de la oración: "Las juras eran tan fuertes que a todos ponen espanto".
4.- ¿Qué clase de composición es ésta? ¿Cuál es el género literario?
5.- Medida de sus versos y clase de rima.
6.- Época a que pertenecen estos versos. Su importancia en nuestra literatura.
7.- Tema de redacción: El Cid viene a la España de hoy.
.
COMENTARIO DE TEXTO Nº 4 - GARCILASO DE LA VEGA

¡Oh dulces prendas, por mi mal halladas,
dulces y alegres cuando Dios quería,
juntas estáis en la memoria mía
y con ella en mi muerte conjuradas!
¿Quién me dijera, cuando en las pasadas
horas en tanto bien por vos me vía
que me habíais de ser en algún día
con tan grave dolor representadas?
Pues en un hora justo me llevastes
todo el bien que por término me distes,
llevadme junto al mal que me dejastes.
Si no, sospecharé que me pusistes
en tantos bienes porque deseastes
verme morir entre memorias tristes.
Cuestiones:

1.- Explica el sentido de los versos tercero y cuarto.
2.- Antónimos de "dulce" y "alegre".
3.- Análisis morfológico del verso once.
4.- Análisis sintáctico de la estrofa segunda.
5.- Medida del verso segundo. ¿Qué clase de verso es? ¿Por qué? Cita otros tipos de versos del mismo número de sílabas.
6.- ¿Qué composición forma estos versos?
7.- Escribe lo que sepas de Garcilaso.
8.- Describe una escena alegre o triste de tu vida.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 5 - LAZARILLO DE TORMES

   Pues tornando al bueno de mi ciego y contando sus cosas, vuestra merced sepa que, desde que Dios crió al mundo, ninguno formó más astuto ni sagaz. En su oficio era un águila. Ciento y tantas oraciones sabía de coro. Un tono bajo, reposado y muy sonable, que hacía resonar la iglesia donde rezaba, un rostro humilde y devoto, que con muy buen continente ponía cuando rezaba, sin hacer gestos ni visajes con boca ni ojos, como otros suelen hacer.

Cuestiones:

1.- Significado de "visajes", "sagaz" y "saber de coro". ¿Cómo se dice hoy "vuestra merced"?
2.- Análisis morfológico de: "ninguno formó más astuto y sagaz". ¿Por qué se acentúa este "más"?
3.- Análisis sintáctico: "Vuestra merced sepa que, desde que Dios crió al mundo, ninguno formó más astuto y sagaz".
4.- ¿Qué tropo hay en la frase: "en su oficio era un águila"? Explícalo.
5.- Diferencia entre novela, cuento y leyenda.
6.- Principales caracteres de la novela picaresca y autores que la han cultivado. ¿Qué sabe en particular del Lazarillo de Tormes?
7.- Redacción: Describe un tipo pintoresco que conozcas.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 6 - MIGUEL DE CERVANTES

- Mire vuestra merced -respondió Sancho- que aquellos que allí se parecen no son
gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos son las aspas que, volteadas del viento, hacen andar la piedra del molino.
- Bien parece -respondió don Quijote- que no estás cursado en esto de las aventuras; ellos son gigantes, y si tienes miedo, quítate de ahí y ponte en oración en el espacio que voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.
(“El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha”)
Cuestiones:

1.- Resume en pocas palabras el contenido de este trozo.
2.- Significado de "aspas", "voltear" y "estar cursado".
3.- Análisis morfológico de "mire vuestra merced -respondió Sancho-, que aquellos que allí se parecen."
4.- Análisis sintáctico de la oración "si tienes miedo, quítate de ahí".
5.- A través de sus aventuras sufre don Quijote otras alucinaciones o engaños de su imaginación. ¿Qué eran en realidad lo que él tomaba por:
a) grandes ejércitos prestos al combate; b) un castillo? ¿Y quién era realmente la para él hermosísima y noble Dulcinea?
6.- ¿A qué género pertenecen las composiciones literarias llamadas "novela", "cuento" y "leyenda"? Cita, aparte del Quijote, algunas otras novelas de Cervantes.
7.- Redacción: Describe tu héroe favorito.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 7 - LUIS DE GÓNGORA

En los Gelves nací el año
que os perdisteis en los Gelves,
de una berberisca noble
y de un turco matasiete.
En Tremecén me crié,
con mi madre y mis parientes,
después que murió mi padre,
corsario de tres bajeles.
("Romances")
Cuestiones:

1.- Explica las irregularidades de los verbos existentes en el texto que comentamos.
2.- Di el significado de "berberisco", "matasiete", "corsario" y "bajel".
3.- Analiza sintácticamente los dos primeros versos.
4.- ¿Qué son romances? Explica su origen y clases.
5.- Resume la vida de Góngora y señala sus principales obras. ¿A qué escuela poética perteneció?
6.- Redacción: Los piratas.
COMENTARIO DE TEXTO Nº 8 - LUIS DE GÓNGORA

¡Oh excelso muro, oh torres coronadas
de honor, de majestad, de gallardía!
¡Oh gran río, gran rey de Andalucía,
de arenas nobles, ya que no doradas!
¡Oh fértil llano, oh sierras levantadas,
que privilegia el cielo y dora el día!
¡Oh siempre glorïosa patria mía,
tanto por plumas cuanto por espadas!
¡Si entre aquellas ruïnas y despojos
que enriquece Genil y Dauro baña
tu memoria no fue alimento mío,
nunca merezcan mis ausentes ojos
ver tus muros, tus torres y tu río,
tu llano y sierra, oh patria, oh flor de España!
("A Córdoba")
Cuestiones:

1.- Explica el tema de esta composición.
2.- Análisis métrico (clases de versos, de rima, nombre de la estrofa, esquema métrico).
3.- Ejemplos de licencias métricas que se pueden encontrar en este poema.
4.- ¿Qué es el culteranismo? Cita algunas obras de Góngora.
5.- Redacción: Describe un pueblo o una ciudad que conozcas.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 9 - FRANCISCO DE QUEVEDO

Determinó, pues, don Alfonso, de poner a su hijo en pupilaje: lo uno por apartarle de su regalo y lo otro, por ahorrar de cuidado. Supo que había en Segovia un  licenciado Cabra, que tenía por oficio criar hijos de caballeros y envió allá el suyo y a mí para que le acompañase y sirviese.
Entramos primer domingo después de Cuaresma en poder de la hambre viva, porque tal lacería no admite encarecimiento. Él era un clérigo cerbatana, largo sólo en el talle, una cabeza pequeña, pelo bermejo. No hay qué decir para quien sabe el refrán: ni gato ni perro de aquella color.
("El Buscón")
Cuestiones:

1.- Significado en el texto de las palabras "pupilaje", "encarecimiento" y "bermejo". ¿Qué quiere decir "largo en el talle"?
2.- Análisis morfológico de las palabras: "supo", "acompañarse", "cerbatana" y "aquella color". Análisis sintáctico de la oración: "Entramos primer domingo después de Cuaresma en poder de la hambre viva, porque tal lacería no admite encarecimiento.
3.- Escribe algo sobre la vida y las obras de este autor. ¿En qué época vivió?, ¿a qué movimiento literario pertenece?
4.- Redacción: Descríbete física y espiritualmente.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 10 - LOPE DE VEGA

¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?
¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,
que a mi puerta, cubierto de rocío,
pasas las noches del invierno a oscuras?
¡Oh, cuánto fueron mis entrañas duras
pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío
si de mi ingratitud el hielo frío
secó las llagas de tus plantas puras!

¡Cuántas veces el ángel me decía:
"Alma, asómate agora a la ventana,
verás con cuánto amor llamar porfía"!
Y ¡cuántas, hermosura soberana,
"mañana le abriremos", respondía!
¡Para lo mismo, responder mañana!
("Rimas sacras")
Cuestiones:

1.- Resume en pocas palabras el tema de esa composición de Lope de Vega. ¿Qué significa la palabra "porfía"?
2.- Análisis morfológico del verso primero, expresando si las formas verbales que hay en él son regulares o irregulares y por qué.
3.- Análisis sintáctico de "cuánto fueron mis entrañas duras, pues no te abrí".
4.- Medida y rima de estos versos. ¿Qué estrofas y composición va formando?
5.- ¿Qué sentimientos expresa Lope de Vega en estos versos? ¿Cómo es esta poesía: épica, lírica o dramática?
6.- Escribe lo que sepas de Lope de Vega y de sus obras.
7.- Cuéntanos la vida que sueles hacer los días de vacaciones.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 11 - LOPE DE VEGA

Salen de Valencia,
noche de san Juan,
mil coches de damas
al fresco del mar.
Cómo retumban los remos,
madre, en el agua,
con el fresco viento
de la mañana.
Despertad, señora mía,
despertad,
porque viene el alba
del señor san Juan.
Cuestiones:

1.- Significado de las palabras "retumban" y "alba". Derivados de las palabras "agua" y "viento".
2.- Análisis morfológico de las palabras "mil", "despertad", "señor" y "san". Función sintáctica de las palabras "señora mía".
3.- Análisis sintáctico de la frase "despertad, porque viene el alba".
4.- Análisis métrico de estos versos: número de sílabas, rima y estrofa. Género literario a que pertenecen. ¿Es poesía culta o popular?
5.- ¿Qué sabes del autor? ¿En qué época vivió?
6.- Redacción: Describe una fiesta popular.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 12 - CALDERÓN DE LA BARCA

Cuentan de un sabio que un día
tan pobre y mísero estaba
que sólo se sustentaba
de unas hierbas que cogía.
¿Habrá otro -entre sí decíamás
pobre y triste que yo?
Y cuando el rostro volvió
halló la respuesta viendo
que otro sabio iba cogiendo
las hojas que él arrojó.
Cuestiones:

1.- Resume el sentido de estos versos. Dos derivados de "pobre".
2.- Analiza morfológicamente "iba", "hierbas", "viendo", "él".
3.- Mide estos versos, señala su rima, señala las licencias métricas y escribe el esquema métrico.
4.- Cuenta lo que sepas de Calderón de la Barca y de sus obras.
5.- Describe la vida de un hombre mísero.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 13 - LEANDRO FERNÁNDEZ DE MORATÍN

Doña Irene.- ¡Conque el bueno de don Carlos...! Vaya, que...
Don Diego.- Él y su hija de usted estaban locos de amor, mientras usted y las tías fundaban castillos en el aire, y me llenaban la cabeza de ilusiones que han desaparecido como un sueño...
Esto resulta del abuso de autoridad, de la opresión que la juventud padece; éstas son las seguridades que dan los padres y los tutores, y esto es lo que se debe fiar en EL SÍ DE LAS NIÑAS... Por una casualidad he sabido a tiempo el error en que estaba. ¡Ay de aquellos que lo saben tarde!
("El sí de las niñas")
Cuestiones:

1.- ¿Qué quiere decir "fundaban castillos en el aire"?
2.- ¿Qué valor tiene "sí" en "El sí de las niñas"? Analiza morfológicamente "él y su hija de usted".
3.- Analiza sintácticamente "él y su hija de usted estaban locos de amor, mientras usted y las tías fundaban castillos en el aire".
4.- ¿Qué género literario es "El sí de las niñas"? ¿En qué partes se divide una obra dramática? ¿Cómo se llaman esas partes?
5.- ¿En qué tiempo vivió Leandro Fernández de Moratín?
6.- Describe los castillos en el aire que has levantado sobre tu porvenir, tus deseos, tus ilusiones...

COMENTARIO DE TEXTO Nº 14 - JOSÉ ZORRILLA

Reinad, don Enrique, sí;
pero sabed con horror
que yo asesiné a mi amor
cuando con mi rey cumplí.
Cuando a su sepulro helado
baje a pedirle un asilo,
"dormid -le diré- tranquilo;
don Pedro, ya estáis vengado".
Vos por tan fiera traición
su corona os ceñiréis,
mas de espinas llevaréis
coronado el corazón.

Cuestiones:

1.- ¿Quiénes son esos don Enrique y don Pedro? ¿A qué traición se refieren estos versos? ¿Por qué don Enrique llevará el corazón coronado de espinas?
2.- Analiza las formas verbales "haces" y "temblad", diciendo además si son regulares o irregulares y en qué consiste su irregularidad, en su caso.
3.- Análisis sintáctico de "reinad, don Enrique, pero sabed que yo asesiné a mi amor cuando con mi rey cumplí".
4.- Mide los dos últimos versos, señalando las licencias métricas que en ellos encuentres.
5.- ¿Qué estrofas o composición forman? ¿Por qué?
6.- Zorrilla es un poeta romántico. ¿En qué siglo sitúas el Romanticismo? Cita tres dramas románticos.
7.- "Quien a hierro mata a hierro muere". Ese viejo refrán será el tema de tu redacción. Puedes desarrollarlo a tu gusto: en forma de cuento, recordando algún hecho histórico o legendario, resumiendo alguna lectura o algún cuento que sobre ese tema hayas leído u oído, o, simplemente, discurriendo sobre el significado del refrán.



COMENTARIO DE TEXTO Nº 15 - GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

La iglesia estaba iluminada con una profusión asombrosa. El torrente de luz que se desprendía de los altares para llenar sus ámbitos chispeaba en los ricos joyeles de las damas, que, arrodillándose sobre los cojines de terciopelo que tendían los pajes, y tomando el libro de oraciones de manos de las dueñas, vinieron a formar un brillante círculo alrededor de la verja del presbiterio.
("Maese Pérez el organista")
Cuestiones:

1.- Significado de las palabras "profusión", "dueñas" y "presbiterio".
2.- Análisis sintáctico de "el torrente de luz que se desprendía de los altares chispeaba en los ricos joyeles de las damas".
3.- ¿Qué diferencia existe entre narrar y describir? ¿Qué es una leyenda?
4.- Principales obras de Bécquer.
5.- Tema de redacción: Relatad una solemne función religiosa que hayáis presenciado o de la que tengáis noticia.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 16 - GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar,
y otra vez con el ala a tus cristales
jugando llamarán;
pero aquellas que el vuelo refrenaban
tu hermosura y mi dicha al contemplar,
aquellas que aprendieron nuestros nombres,
ésas... ¡no volverán!

Volverán las tupidas madreselvas
de tu jardín las tapias a escalar,
y otra vez a la tarde, aún más hermosas,
sus flores se abrirán;
pero aquellas, cuajadas de rocío,
cuyas gotas mirábamos temblar
y caer, como lágrimas del día,
ésas... ¡no volverán!
Cuestiones:

1.- Significado de "tupidas" y "escalar". Derivados de "cristal" y "flor".
2.- Análisis sintáctico de "no volverán aquellas golondrinas que el vuelo refrenaban".
3.- Medida y rima de estos versos (basta medir la primera estrofa).
4.- ¿Qué es una poesía lírica?, ¿qué es una oda?, ¿qué es una elegía?
5.- De estos tres grandes poetas líricos: Horacio, Góngora y Lamartine, di en qué lengua escribieron y en qué siglo vivieron.
6.- Redacción breve sobre la llegada del buen tiempo.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 17 – MANUEL MACHADO 

Otoño
En el parque, yo solo...
Han cerrado
y olvidado
en el parque viejo, solo
me han dejado.
La hoja seca
vagamente
indolente
roza el suelo...
Nada sé,
Nada quiero,
nada espero,
Nada. . .
Solo
en el parque me han dejado,
olvidado
... y han cerrado.
“Alma”
Cuestiones:

1. Estructura del texto.
2. Tema.
3. Resumen.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 18 –PEDRO SALINAS

¿Será el siglo XX la palestra histórica donde se ventile decisivamente la lid entre la pluma o la máquina? Hasta ahora se reparten el campo, y todo cabal ciudadano de los Estados Unidos que debe ejercitar la escritura, no soñaría en echarse a viajar por esos mundos ni desasistido de su maquinilla ni sin un bolsillo bien lleno de su batería de plumas estilográficas. Allá el porvenir que decida: lo que a nosotros nos toca es la medida en que pueda resonar sobre la carta y el arte epistolar esa latente guerra entre la punta de acero y el teclado.
El primer argumento que se alega en pro de la máquina proviene del connubio de dos poderosos amores del hombre moderno: amor a la facilidad y amor a la prisa. Carta escrita a máquina se lee en menos tiempo y sin ninguna pena. Si el propósito del que escribe es que el destinatario no gaste minutos ni atención en leerle, la máquina tiene ganada la partida. De ahí sale algo ya evidente: el justo título de la máquina al dominio de todo un enorme campo de la correspondencia, el comercial. Concédasele sin disputa, por aquello de "a Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César".
Pero a Dios hay que reservarle su parte, la mejor. ¿Qué ocurrirá cuando se intente usar la máquina para una carta originada en el puro deseo de comunicación personal, intelectual y afectiva con otro ser? Tanto la pluma como la máquina trazan letras; las dos llenan el papel de signos incluidos en un alfabeto idéntico. Y sin embargo la distancia entre la persona y los caracteres trazados es inconmensurablemente mayor en la escritura a máquina. Lo escrito mecánicamente se presenta como algo imposible de relacionar con el modo de ser del que escribe. Cada cual tiene su letra, la suya, cuando escribe a mano; en la mecanografía ninguno la tiene, todos son de prestado. Esas diferencias entre letra y letra no son insignificantes: significan a las respectivas personas, están en misteriosa y honda relación con sus personales rasgos de carácter. La letra es un carácter —marca, señal, en griego— y por lo tanto distingue a un ser, le diferencia de los otros. En la máquina queda abolida esa maravilla de la humanidad: que siendo todos iguales todos nos distingamos, y de ese distinguirse nazcan hermosas formas de relación con nuestros prójimos.
“El defensor”
Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es, justificándolo a través del texto y de sus
características.
2. Indicar cuál serían los siguientes elementos:
- Tesis
- Cuerpo de la argumentación
- Conclusión
3. Tema del texto.
4. Estructura del texto.
5. Expresa brevemente (10 líneas) por escrito tu opinión sobre, el contenido de este texto.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 19 – JOSÉ MARÍA ARGUEDAS

¿Por qué había salido de su pueblo Don Mariano; y cómo pudo llegar a
la capital de la Provincia? ¿Por qué prefería vivir en este pueblo grande y frío de tantos barrios, donde permanecía como un forastero, como una piedra que jamás se disolvería? Cuan diferente era la vida en los pequeños pueblos fruteros del «interior» Allá había pobreza: las tierras de sembrar eran escasas, los melocotones, las manzanas y las peras se vendían a tres por medio y no se conocía otro negocio. Pero las autoridades residían lejos y los comuneros seguían viviendo según sus costumbres antiguas. No había allí verdaderos terratenientes voraces y crueles. Lenta, sin acontecimientos súbitos, la vida cursaba tranquila. Las pocas fiestas estaban previstas; y la gente se preparaba para ellas todo el año. Duraban dos o tres días; días grandes, de bailes, cantos y convites abundantes, con los mejores potajes.
Los hombres y las mujeres estrenaban ropa nueva en estos días; las mujeres se alhajaban y los niños contemplaban los bailes y danzas, jugaban en las huertas; algunos lloraban, perdidos en la oscuridad durante las danzas nocturnas. Mariano era el quinto y último hijo de la familia. Aprendió a tocar arpa cuando tenía ocho años; su padre y su abuelo fueron arpistas. Los padres y hermanos comprendieron desde temprano que Mariano era medio "upa"1. Carecía de destreza muscular, tenía apariencia de niño mudo, soñoliento, ¡pero entendía y hablaba!
No le confiaron nunca los trabajos que requerían agilidad, malicia o
iniciativa. Lo dedicaron a espantador de pájaros en las huertas, a guiador de yuntas en las siembras y a acompañante de sus hermanas cuando tenían que ir a hacer compras a la capital de distrito.
“Diamantes y pedernales”.
Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es, justificándolo a través del propio texto y de
sus características.
2. Indicar posibles elementos descriptivos existentes en el texto.
3. Tema del texto.
4. Estructura del texto.
5. Describir brevemente al personaje de este texto.
6. ¿Cuál puede ser la razón de que en primer párrafo se aluda al personaje como Don Mariano y en el último como Mariano?
7. Inventa un desenlace a este texto que tenga relación con el principio
del texto, es decir, con el hecho de que el personaje se fuera del pueblo siendo mayor.
1 Upa: el que no oye.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 20 –BENITO PÉREZ GALDÓS

Don Francisco de Bringas y Caballero, oficial segundo de la Real Comisaría de los Santos Lugares, era en 1867 un excelente sujeto que confesaba 50 años. Todavía goza de días, que el señor le conserve. Pero ya no es aquel hombre ágil y fuerte, aquel temperamento sociable, aquel decir ameno, aquella voluntad
obsequiosa, aquella cortesanía servicial. Los que le tratamos entonces, apenas le reconocemos hoy cuando en la calle se nos aparece dando el brazo a un criado, arrastrando los pies, hecho una curva, con media cara dentro de una bufanda, casi sin vista, tembloroso, baboso y tan torpe de palabra como de andadura.
¡Pobre señor! Dieciséis años ha se jactaba de poseer la mejor salud de su tiempo, desempeñaba su destino con puntualidad inverosímil en nuestras oficinas, y llevando sus asuntos domésticos con intachable régimen, cumplía como el primero sus obligaciones en la familia y en la sociedad. No sabía lo que era una deuda; tenía dos religiones, la de Dios y la del ahorro, y para que todo en tan bendito varón fuera perfecto, dedicaba muchos de sus ratos libres a diversos menesteres domésticos de indudable provecho, que demostraban así la claridad de su inteligencia como la destreza de sus manos.
BENITO PÉREZ GALDÓS, Tormento.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es, justificándolo a través del propio texto y de
sus características.
2. Estructura interna del texto.
3. Tema del texto.
4. Resumen del texto.
5. Aspectos a destacar en el plano de la expresión:
- tipos de nombres que utiliza
- la adjetivación en el texto
- tipos de oraciones que utiliza
- tiempo de los verbos
- figuras retóricas existentes en el texto

COMENTARIO DE TEXTO Nº 21–R.J.SENDER

 En las alcantarillas que corresponden a la parte antigua de la ciudad trabajan cincoobreros, entre ellos Anselmo. Es éste un hombre de unos treinta años, fuerte y de buena presencia. Llevan todos máscaras contra los gases sulfurosos y amoniacales. Y trabajan en la reparación de un conducto que llaman «la tubería maestra».
Todos llevan también, como unos mineros, un capacete de metal en la cabeza con una lámpara y un disco proyector en la frente. 
Anselmo es un hombre de fácil acomodación a las circunstancias. Cuando está en la oscuridad maloliente del subsuelo tiene ideas sombrías. Fuera, en la calle, tiene tendencias optimistas. Aunque es hombre de cierta cultura, con los obreros se siente obrero, con los pícaros del gang de los sioux que van a la taberna de Jellineck se siente uno más. Los domingos, bien vestido, pasaría por un empleado de banco. Con la gente burguesa no desdice. Ha tenido «principios», lleva algunos años estudiando ingeniería por correspondencia y además ha sido siempre aficionado a la letra impresa.
Anselmo es hombre sencillo, fuerte, alerta, sin afectaciones. Tiene la inclinación de todo el mundo a mejorar de condición, pero no pone en ello el tesón de los verdaderos ambiciosos y a veces le basta con saber que es superior .
A su empleo y también a la mayor parte de la gente que lo rodea. Sus amigos lo consideran un tipo extravagante porque vive con un viejo que no es su padre y porque a veces tiene salidas e ideas que revelan una personalidad inesperada e insospechable.
Es pacífico y nunca busca querella. Sin embargo, un día —hace ya un año— intervino en una reyerta en la taberna de Jellineck. Esa taberna tiene otros dos nombres: la taberna de la Marina y la taberna del Chairman. El dueño, sin embargo, es un solo hombre, macizo y ya viejo, de pelo blanco rojizo y de ojos azules limpios y como conservados en alcohol.
Los laureles de Anselmo, R. J. Sender.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es, justificándolo a través del texto y de sus
características.
2. Estructura.
3. Tema del texto.
4. Resumen del texto.
5. La pequeña descripción final del dueño de la taberna se centra
solamente en su aspecto físico. Imagina que lo conoces y completa
este retrato con su descripción en el aspecto psicológica.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 22 –AMANDO DE MIGUEL

El acto de fumar no es azaroso. Forma parte de un estilo de vida. Por ejemplo, sería fácil demostrar que las personas aficionadas a los pantalones vaqueros, a igualdad de sexo y edad, tienden a ser fumadores en mayor medida. Si así fuera, no sería ociosa la publicidad que asocia determinadas marcas de cigarrillos con el modo de vida norteamericano, incluso con el estereotipo del vaquero. Otra relación que se puede probar es que, a igualdad de sexo y edad, las personas menos religiosas son las que más fuman. Hasta ese punto el tabaco es parte de un talante vital. El hábito del tabaco no se explica por la mayor o menor toxicidad de la nicotina o el alquitrán. Es precisamente el riesgo lo que hace atractiva la costumbre de fumar. Por lo mismo que el riesgo es ínsito al deporte, a la velocidad, a los excesos admitidos de comida o bebida. El fumador percibe el tabaco como un estímulo para cumplir sus obligaciones o, fuera de ellas, para darse un premio. Estas acciones contribuyen a dar seguridad a quien no la tiene. De ahí, por ejemplo, el característico mal humor de los ex fumadores. Por ahí se explica, asimismo, que la forma preferida de consumir tabaco sea fumándolo. El humo del cigarrillo (y no digamos del puro o de la pipa) parece como una especie de escudo que protege al fumador. Esa es la razón por la que tantas personas necesitan fumar durante una conversación.
Suelen pertenecer al grupo de los grandes tímidos que no lo parecen.
AMANDO DE MIGUEL en El País.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es, justificándolo a través del texto y de sus características.
2. Tema del texto.
3. Resumen del texto.
4. Indica el significado de: azaroso, tienden, estereotipo, talante, ínsito, tímido.
5. Explicar la formación y tipo de palabra de: azaroso, norteamericano,
toxicidad, cigarrillo.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 23 

La gravedad de la contaminación reside en su propagación a toda la tierra a partir de las fuentes de polución bien localizadas. La diseminación de la polución se produce actualmente en unas condiciones tales que la humanidad entera es solidaria y víctima de la posición de cada uno de sus miembros. La contaminación de los mares no es originada únicamente por los productos vertidos por los petroleros o las fábricas, sino que en gran medida es debida a la contaminación de los ríos, que absorben productos contaminantes a lo largo de los territorios que atraviesan.
Con respecto a las aguas continentales, llegamos ya a una especie de
«necrosis» o muerte de la tierra. En el caso del lago Erie de los Estados Unidos, por ejemplo, que representa una superficie igual a la de la Bretaña francesa, el agua está tan contaminada que está prohibido bañarse en él, y si alguien cae allí por accidente, se le recomienda hacerse vacunar contra el tétanos. Así, pues, en el terreno de la contaminación ciertas zonas no sólo están muertas sino que además son tóxicas.
La situación de contaminación de aguas se agrava de día en día. En los
próximos veinte años, el Mediterráneo corre el riesgo de quedar
contaminado, pues no posee la capacidad autodepuradora del Atlántico o el Pacífico. Si envenenamos la fauna marina y los productos del mar, nos privaremos de una fuente de alimentación extraordinaria en unos momentos en que la explosión demográfica nos va a plantear, en los próximos treinta
años, el problema de la nutrición de 3.500 millones de individuos más.

Cuestiones:

1. Vocabulario; explica lo que quieren decir en este texto las palabras y expresiones contaminación, propagación, fuentes de polución,
localizadas, diseminación, solidario, productos contaminantes, aguas
continentales, necrosis, superficie, tétanos, tóxico, correr el riesgo,
capacidad autodepuradora, fauna marina, explosión demográfica,
nutrición.
2. Tema del texto.
3. Resumen del texto.
4. Estructura del texto.
5. Resume, con tus propias palabras, el contenido de este texto.
6. Partiendo de las ideas expresadas en este texto, acude a tu propia
experiencia y redacta en unas quince líneas tu opinión sobre el tema.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 24 –MIGUEL DELIBES

El páramo es una inmensidad desolada, y el día que en el cielo hay nubes, la tierra parece e! Cielo y el cielo la tierra, tan desamueblado e inhóspito es. Cuando yo era chaval, el páramo no tenía principio ni fin, ni había hitos en él, ni jalones de referencia.
Era una cosa tan ardua y abierta que sólo de mirarle se fatigaban los ojos. (...) Padre solía subir a aquel desierto siempre que se veía forzado a adoptar alguna resolución importante,.,(...). Yo me sé que Padre subió varias veces, a! Páramo por causa mía, aunque : en verdad yo no fuera culpable de sus disgustos, pues e! Hecho de que no
quisiera estudiar ni trabajar en el campo no significaba que yo fuera un holgazán. Yo notaba en mi interior, desde chico, un anhelo exclusivamente contemplativo y tal vez por ello nunca me interesó el Colegio, ni me interesó la petulancia del profesor ni el tablero
donde dibujaba con tizas de colores las letras y los números. Y un domingo que Padre se llegó a la capital para sacarme de paseo, se tropezó en el patio con el Topo, mi profesor y fue y le dijo: «¿Qué?» Y el maestro respondió: «Malo. De ahí no sacaremos nada; lleva el
pueblo en la cara». Para Padre aquello fue un mazazo y se diría por sus muecas y aspavientos y el temblorcillo que le agarraba el labio inferior que le había proporcionado la mayor desilusión de su vida.
Por el verano él trataba de despertar en mí el interés y la afición por el campo. Yo miraba a los hombres hacer y deshacer en las faenas y Padre me decía: «Vamos, ven aquí y echa una mano». Y yo echaba, por obediencia, una mano torpe e ineficaz. Y él me decía:. «No es eso,
memo. ¿Es que no ves cómo hacen los demás?» Yo sí lo veía y hasta lo admiraba porque artístico y una eficacia palmaria, pero me,aburría. Al principio pensaba que a mí me movía el orgullo y un mal calculado sentimiento de dignidad, pero cuando me fui conociendo mejor me di cuenta de que no había tal sino una vocación diferente. Y al cumplir los catorce, Padre me subió al páramo y me dijo: «Aquí no hay testigos. Reflexiona: ¿quieres estudiar?» Yo le dije: «No». Me dijo: «¿Te gusta el campo?» Yo le dije: «Sí». Él dijo: «¿Y trabajar en el campo?» Yo le
dije: «No». Él entonces me sacudió el polvo en forma y, ya en casa, soltó al Coqui y me tuvo cuarenta y ocho horas amarrado a la cadena del perro sin comer ni beber.
Miguel Delibes, Viejas historias de Castilla la Vieja

Cuestiones:
1. Vocabulario: buscar el significado de las siguientes palabras: páramo, desolada, inhóspito, hitos, jalones, ardua, petulancia, aspaviento,
palmaria.
2. Resumen del texto.
3. Tema del texto.
4. ¿Qué tipos de escrito aparecen en este texto? Poner ejemplos de cada
uno, sacados del propio texto.
5. Expresión escrita. Exponer en 15 líneas qué te gustaría hacer o estudiar cuando termines la ESO.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 25 MIGUEL DELIBES

Repentinamente, se hizo un silencio patético. Parecía la taberna, ahora, la antesala de un moribundo, donde nadie se decidiera a afrontar. Los hechos, a comprobar si la muerte se había decidido al fin. Una vaca mugió plañideramente abajo, en los establos del Poderoso, y, como si esto fuera la señal esperada, el Malvino se llegó al ventanuco y abrió de golpe los postigos, una luz difusa, hibemiza y fría se adentró por los cristales empanados. Pero nadie se movió aún. Únicamente al alzarse sobre el silencio el ronco quiquiriquí del gallo blanco del Antoliano, el Eosalino se puso en pie y dijo: «Venga,vamos». La Sabina sujetaba al Pruden por un brazo y le decía: «Es la miseria, Acisclo,¿te das cuenta?» Fuera, entre los tesos, se borraban la últimas estrellas y una cruda luz blanquecina se iba extendiendo.
Sobre la cuenca, los relejes parecían de piedra y la tierra crepitaba al ser hollada como cáscaras de nueces. Los grillos cantaban tímidamente y desde lo alto de la Cotarra Donalcio llamaba con insistencia un macho de perdiz.
Los hombres avanzaban cabizbajos por el camino y el Pruden tomó al Nini por el cuello y a cada paso le decía; «¿Saldrá el norte,Nini? ¿Tú crees que puede salir el norte?». Mas el Nini no respondía. Miraba ahora la verja y la cruz del pequeño camposanto en lo» alto del alcor y se le antojaba que aquel grupo de hombres abatidos, adentrándose por los vastos campos de cereales, esperaba el advenimiento
de un fantasma. Las espigas se combaban,cabecean do, con las argayas cargadas de escarcha y algunas empezaban ya a negrear. El Pruden dijo desoladamente, como si todo el peso de la noche se desplomara de pronto sobre él: «El remedio no llegará a tiempo»,
Miguel Delibes, Las ratas.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es, justificándolo a través del texto y de sus características.
2. Resumen del texto.
3. Indicar el significado de: patético, antesala, plañideramente, postigos, hiberniza, abatidos, advenimiento, tesos, relejes, cotarra, argayas.
4. Indicar qué tipo de palabras son: antesala, ventanuco, hiberniza,
cabizbajos, camposanto. Explicar su formación.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 26 –P.LAÍN ENTRALGO

«Cuenta el biólogo Jacobo von Uexküll la historia de una criadita berlinesa que vio hacer una tina de lavar. Todo lo encontraba la chica muy comprensible; todo, excepto la procedencia de la madera. «¿Cómo hacen la madera?», pregunta, cavilosa , a su dueña.
«La madera —responde ésta— se coge de árboles como los que hay en el Tiergarten». «¿Y dónde hacen los árboles?», sigue inquiriendo la muchacha. «No los hace nadie, crecen ellos solos». «¡Vamos! —concluye la incrédula y civilizada marizápalos—. ¡En alguna parte tendrán que hacerlos.!» ¿Seremos un poco como esta criadita berlinesa todos los habitantes de una gran ciudad?
¿Tendremos un alma tan mecanizada y seca, casi incapaz ya de concebir la vida del árbol, el color de la tierra; el perfil del alcor, el vuelo rumoroso del insecto? Vivimos entre muros casi desheredados del sol, nos movemos hollando piedras ensambladas o compactamente embutidos en cajas mecánicas, holgamos congregándonos en locales
oscuros, llenos de ficciones absorbentes.
Ya no sabemos lo que es la naturaleza, ni recordamos el sabor del milagro. A veces cruzamos tal o cual plaza urbana, merecedora de unas manchas de césped o poblada por unos cuantos árboles, y nos sentimos traspasados por un desusado, casi desconocido deleite elemental. Otras veces, más raras, nos asomamos a un Parque Municipal, paseamos bajo los tilos verdes o cobrizos, y nos parece descubrir una nueva luz, un nuevo temple del alma, un mundo inédito.
Muy de tarde en tarde nos decidimos a trasponer esa orla de miseria, suciedad y dolor que circunda la ciudad, mas casi nunca para ver el rostro viejo y materno de la tierra.
¿Quién, entre cuantos transitan por la verbeneante acera, sospecha el color del pino cuando le hiere el sol rasante del atardecer, o la íntima, confidencial tristeza que rezuma la tierra cuando en el crepúsculo se hace oscura y violada, o el mudable gesto, de la nube
peregrina y difluyente?»
P. LAÍN ENTRALGO, Mis mejores páginas.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Señala las palabras y expresiones que el autor utiliza para referirse al pequeño placer que producen esos encuentros con la naturaleza en la ciudad.
4. Busca algún ejemplo de metáfora en este fragmento.
5. Explica el significado de: cavilosa, marizápalo, hollar, ensamblar, ficción, rezumar.
6. Indicar qué tipo de palabras son: berlinesa, cavilosa, criadita, desheredada, mudable.
7. Hoy día la preocupación por la conservación y defensa de la naturaleza está muy extendida. Manifiesta por escrito en 15 líneas tu opinión personal.



COMENTARIO DE TEXTO Nº 27 

Ningún consumidor de tabaco reconocerá que el’ primer cigarrillo que se llevó a la boca le supo bien. Ni la primera, ni la segunda cajetilla. Al contrario, cuando se comienza a fumar, los primeros cigarrillos saben fatal y a menudo el mal sabor va acompañado de trastornos tales como el dolor de cabeza, vómitos, mareos,etc. Sin embargo, el niño o el adolescente, empeñado en introducirse en el rito de fumar, persiste con una constancia digna de mejor causa, hasta que se habitúa al
 De todos es conocido que el proceso de aprendizaje e integración social se funda en la imitación lo más mimética posible de las pautas de conducta del grupo al cual se desea pertenecer. Si los niños ven que papá y mamá fuman, que el violento héroe televisivo de turno fuma, que la «star» deslumbrante que lleva a los hombres de cabeza consume exóticos cigarrillos mientras expulsa el humo según un completo registro de insinuaciones más o menos provocativas, el niño y la niña irán locos por fumar. De nada sirve que al adolescente se le diga que el tabaco ‘’hace daño», o que «fume con prudencia».Cuando uno tiene doce, catorce, dieciséis años, la prudencia suele
interpretarse como sinónimo de pusilanimidad, sentimiento que además viene reforzado por la imagen carente de prudencia que los «héroes», artistas, etc. ofrecen.
La campaña contra el tabaco iniciada entendemos que debe reforzarse con toda una serie de medidas complementarias tendentes a desterrar una serie de mitos sobre el uso del tabaco, y estas medidas no son ni mucho menos de exclusiva competencia del Ministerio de Sanidad ni
están en sus manos llevarlas a la práctica. Es necesario que en la misma escuela, en los medios de comunicación,en la calle, se explique a todo el mundo que si un «héroe» fuma, su heroicidad no es fruto de la nicotina.
Conviene explicar que el rito social del tabaco, —cuando todavía no se ha caído en la adición patológica— esconde a menudo una pobreza gestual, una angustia de causas a veces profundas, un no-saber-qué-hacer, fruto de una personalidad nada. Brillante. Y el tabaco, lejos de solucionar esos problemas de la personalidad, los agrava.
Se ofrece un cigarrillo a una persona que te acaban de presentar porque así se establece una «comunicación» con la misma. Es triste, pero si se le .ofrece un caramelo o un poema mecanografiado en un folio, te pueden tomar por un infantiloide o por un loco. En definitiva, la gente fuma por las más variopintas razones, pero .muy pocos saben por qué lo hacen. Lo sepan o no, quien sí paga las consecuencias sistemáticamente es el organismo.
«La campaña contra el tabaco ha comenzado. Es de esperar que dé resultados positivos. Pero insistimos, respetando el derecho que todo el mundo tiene (?) a optar por cualquier forma lenta de suicidio, ¿es necesario que desde la más temprana edad las personas comprendan que encender un cigarrillo es algo —aparte de peligroso absolutamente banal, sin más historias.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Indicar significado, tipo de palabra y formación de: pusilanimidad,
patológica, infantiloide, provocativas, desterrar, mecanografiado.
4. Expresa por escrito en 15 líneas tu opinión sobre el tema.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 28-MICHAEL ENDE

A sus agujeros, nidos y madrigueras se dirigían todos los animales del Bosque de Haule. Era medianoche, y en las copas de los viejísimos y gigantescos árboles rugía un viento tempestuoso. Los troncos, gruesos como torres, rechinaban y gemían. De pronto, un resplandor suave cruzó en zigzag por el bosque, se quedó temblando aquí o allá,
levantó el vuelo, se posó en una rama y se apresuró a continuar. Era una esfera luminosa, aproximadamente del tamaño de una pelota, que daba grandes saltos, rebotaba de vez en cuando en el suelo y volvía a flotar en el aire. Pero no era una pelota. Era un fuego fatuo. Y se había extraviado. Un fuego fatuo infatuado, lo que resulta bastante raro,
incluso en Fantasía. Normalmente son los fuegos fatuos los que hacen que otros se infatúen. En el interior del redondo resplandor se veía una figura pequeña y muy viva, que saltaba y corría a más no poder. No era un hombrecito ni una mujercita, porque esas diferencias no existen entre los fuegos fatuos. Llevaba en la mano derecha una diminuta bandera blanca, que tremolaba a sus espaldas. Se trataba, pues, de un mensajero o de un parlamentario. No había peligro de que, en sus grandes saltos aéreos en la oscuridad, se diera contra el tronco
de algún árbol, porque los fuegos fatuos son increíblemente ágiles y ligeros y pueden cambiar de dirección en mitad de un salto. A eso se debía su ruta en zigzag, porque, en general, se movía siempre en una dirección determinada. Hasta que llegó a un saliente rocoso y retrocedió asustado. Jadeando como un perrito, se sentó en la oquedad de un árbol y reflexionó un rato, antes de atreverse a asomar de nuevo y mirar con precaución al otro lado de la roca.
Ante él se extendía un claro de! Bosque y allí, a la luz de una hoguera, había tres personajes de clase y tamaño muy distintos.
Un gigante que parecía hecho de piedra gris y que tenía casi diez pies de largo estaba echado sobre el vientre. Apoyaba en los codos la parte superior de su cuerpo y miraba a la hoguera. En su rostro de piedra erosionada, que resultaba extrañamente pequeño sobre sus hombros
poderosos, la dentadura sobresalía como una hilera de cinceles de acero. El fuego fatuo se dio cuenta de que el gigante pertenecía a la especie de los comerrocas. Eran seres que vivían inconcebiblemente lejos del Bosque de Haule, en una montaña... pero no sólo vivían en esa montaña, sino también de ella, porque se la iban comiendo poco a poco. Se alimentaban de rocas.
Afortunadamente, eran muy frugales y un solo bocado de ese alimento, para ellos sumamente nutritivo, les bastaba para semanas y meses. Además, no había muchos comerrocas y, por otra
parte, la montaña era muy grande. Pero como aquellos seres vivían allí desde hacía mucho tiempo —eran mucho más viejos que la mayoría de las criaturas de Fantasía—, la montaña, con el paso de los años, había adquirido un aspecto muy raro. Parecía un gigantesco queso de
Emmental lleno de agujeros y cavernas. Sin duda por eso la llamaban la Montaña de los Túneles. Pero los comerrocas no sólo se alimentaban de piedra, sino que hacían de ella todo lo que necesitaban: muebles, sombreros, zapatos, herramientas..., hasta relojes de cuco. Y por eso no resultaba muy sorprendente que aquel comerrocas tuviera detrás una especie de bicicleta totalmente hecha del material citado, con dos ruedas que parecían robustas piedras de molino. En conjunto, la bicicleta parecía una apisonadora con pedales. El segundo personaje que se sentaba a la derecha de la hoguera era un pequeño silfo nocturno. Como mucho, era dos veces mayor que el fuego fatuo y parecía una oruga negra como la pez, cubierta de piel, que se hubiera puesto de pie. Gesticulaba vivamente al hablar, con sus dos diminutas manitas de color rosa, y allí donde, bajo unos pelos negros y revueltos, debía de tener la cara, ardían dos grandes ojos, redondos como lunas. Silfos nocturnos, de las formas y los tamaños más variados, había en Fantasía por todas partes y, por eso, no se podía saber a primera vista si aquél había llegado de cerca o de lejos. De todos modos, parecía estar también de viaje, porque la montura habitual de los silfos nocturnos —un gran murciélago— colgaba boca abajo, envuelta en sus alas como un paraguas cerrado, de una
rama situada detrás de él.
Al tercer personaje del lado izquierdo de la hoguera sólo lo descubrió el fuego fatuo al cabo de un rato, porque era tan pequeño que, desde aquella distancia, sólo podía verse con dificultad. Pertenecía a la especie de los diminutenses, y era un tipejo muy fino, con un trajecito de colores y un sombrero de copa rojo en la cabeza. Sobre los diminutenses el fuego fatuo no sabía casi nada. Sólo una vez había oído decir que ese pueblo construía ciudades enteras en las ramas de los árboles, en las que las casitas estaban unidas entre sí por escalerillas, escalas de cuerda y toboganes. Sin embargo, esas gentes vivían en una parte totalmente distinta del reino sin fronteras de
Fantasía, más lejas, mucho más lejos aún que los comerrocas. Por eso era tanto más extraño que la cabalgadura que aquel diminutense tenía a su lado fuera precisamente un caracol. Estaba detrás de él. Sobre su concha de color rosa brillaba una sillita de montar plateada, y también e! Bocado y las riendas que sujetaban sus cuernos brillaban como hilos de plata. El fuego fatuo se maravilló de que aquello seres tan diversos se sentasen juntos armoniosamente, porque por lo común, en Fantasía, no todas las especies vivían en paz y armonía. A menudo
había luchas y guerras, existían también rivalidades de siglos entre determinadas especies, y además no sólo había criaturas buenas y honradas, sino también rapaces, perversas y crueles. El
propio fuego fatuo pertenecía a una familia a la que podían poner se reparos en materia de credibilidad y fiabilidad.
Sólo después de haber contemplado un rato la escena se dio cuenta el fuego fatuo de que los tres personajes llevaban una banderita blanca o una banda también blanca cruzada en el pecho.

Así pues, eran igualmente mensajeros o parlamentarios, y eso explicaba, desde luego, que se comportasen tan pacíficamente.
Michael ENDE: La historia interminable.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Significado de: madrigueras, tempestuoso, tremolaba, erosionada,
fatuo.
4. Tipo de palabra y formación: erosionada, comerrocas, manitas,
cabalgadura, fiabilidad.
5. Crea un relato que sea totalmente fantástico.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 29 –ERNESTO SÁBATO

Volvió a mirarme como si me escrutara, pero no hizo ningún comentario. Después fijó sus ojos en un árbol lejano. De perfil no me recordaba nada. Su rostro era hermoso pero tenía algo duro. El pelo era largo y castaño. Físicamente, no aparentaba mucho más de veintiséis años, pero existía en ella algo que sugería edad, algo típico de una persona que ha vivido mucho; no canas ni ninguno de esos indicios puramente materiales, sino algo indefinido y seguramente de orden espiritual; quizá la mirada, pero, ¿hasta qué punto se puede decir que la mirada de un ser humano es algo físico?; quizá la manera de apretar la boca, pues, aunque la boca y los labios son elementos físicos, la manera de apretarlos y ciertas arrugas son también elementos espirituales. No pude precisar en aquel momento, ni tampoco precisarlo ahora, qué era, en definitiva, lo que daba esa impresión de edad. Pienso que también podría ser el modo de hablar.
ERNESTO SÁBATO, El túnel.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Tema del texto.
4. Enumerar las partes e que consta el texto.
5. Indicar significado tipo de palabra y formación de: indefinido, espiritual, precisarlo, físicamente.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 30 –GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Pero mientras más se apresuraban, más cosas se les ocurrían a las mujeres para perder el tiempo. Andaban como gallinas asustadas picoteando amuletos de mar en los arcenes, unas estorbando aquí
porque querían ponerle al ahogado los escapularios del buen viento, otras estorbando allá para abrocharle una pulsera de orientación, y al cabo de tanto quítate de ahí mujer, ponte donde no estorbes, mira
que casi me haces caer sobre el difunto, a los hombres se les subieron al hígado las suspicacias y empezaron a rezongar que con qué objeto tanta ferretería de altar mayor para un forastero, si por
muchos estoperoles y calderetas que llevara encima se lo iban a masticar los tiburones, pero ellas seguían tripotando sus reliquias de pacotilla, llevando y trayendo, tropezando, mientras se les iba en
suspiros lo que no se les iba en lágrimas, así que los hombres terminaron por despotricar que de cuándo acá semejante alboroto por un muerto al garete, un ahogado de nadie, un fiambre de mierda.
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ, El ahogado más hermoso del mundo.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Indicar de qué forma se manifiesta el diálogo en este texto.
4. Indicar significado, tipo de palabra y formación de: picoteando, querían, ponerle, ferretería.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 31 –JOSÉ LUIS PINILLOS

El problema de la evolución de la mente humana es inseparable del de la evolución de la cultura. Evidentemente, los razonamientos primitivos resultan prelógicos para quienes los enjuician desde un nivel cultural como el nuestro; pero son bastante lógicos si se consideran desde la situación cultural en que se ejercen. De hecho, si a unos niños de nuestro mundo se les situara desde los primeros meses de su vida en una comunidad primitiva, acabarían por razonar de una manera semejante que la descrita [...].
Esta cuestión de la evolución mental de las especies remite, por tanto, a otra; a saber, el problema de la evolución de la cultura.
La mente humana no puede explicarse sólo a partir de unos principios anímicos y unas facultades que despliegan sus potencialidades en abstracto; la mente humana ha de explicarse también como resultado de una interacción social y de la participación de cada individuo en la
evolución de la cultura, que es transpersonal.
Ahora bien, si la diferencia de mentalidad que separa a los primitivos de nosotros es una diferencia de nivel cultural, ello significa, entre otras cosas, que ese nivel se puede perder y que, por consiguiente, no es absurdo imaginar al hombre futuro como un ser degradado, esto es,
«regresado» a formas elementales de pensamiento análogas a las del hombre primitivo.
La verdadera cuestión estriba en saber si ésa vuelta atrás de la cultura es concebible o si, por el contrario, debe pensarse que el proceso cultural es consustancialmente progresivo y no cabe una vuelta atrás.
Hasta hace unos decenios, hasta que estuvo en la mano del hombre la posibilidad de destruir la vida entera del planeta, los argumentos antiprogresistas (por lo que al aspecto científico y técnico del progreso se refiere) carecían de fundamento serio y parecían no más que los usuales presagios agoreros que han acompañado siempre al progreso de la humanidad, como los aullidos de los canes acompañan, sin detenerlas, a las caravanas.
En cambio, la índole acumulativa y progresiva del lado científico y técnico de la cultura parecía indiscutible. Sin embargo, ocurre que esta cultura aparentemente todopoderosa continúa siendo manejada por un ser humano moralmente frágil, sujeto a regresiones y anomalías afectivas, que lo pueden poner en el trance de hacer un uso irracional de esa fuerza aniquiladora. Si esto ocurriera, se provocaría un colapso de toda civilización y, con él, la regresión inexorable de los supervivientes a niveles tan rudimentarios como los de los primitivos.
No cabe imaginar, pues, que el primitivo era una especie de ser infantil cuyas capacidades mentales, todavía inmaduras, desembocarían necesariamente, con el paso de los milenios, en estadios evolutivos superiores. Lo que ocurre es que la capacidad cerebral no se actualiza más que en un ambiente cultural adecuado.
Con respecto a su medio, el primitivo era tan inteligente como el científico de Cabo Kennedy.
JOSÉ LUIS PINILLOS, La mente humana

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Tema del texto.
4. Significado, tipo de palabra y formación de: prelógico, transpersonal, indiscutible, todopoderosa.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 32 –AMÉRICO CASTRO

Hemos visto que hasta el siglo XIV Castilla evitó cultivar ciertas formas literarias frecuentísimas en árabe. Tampoco aparecen antes de esa fecha casos manifiestos y valiosos de contemplación mística, y aún tardaron más en surgir los intentos de filosofía y ciencia españolas. Aparte de que el tipo de vida, forjado bajo y en la creencia, no invitara precisamente al aislamiento interior indispensable para el pensar, parece evidente que en todas esas actividades se vio algo pernicioso.
Cultivándolas se caía en el campo del enemigo, y se atenuaba el sentimiento de ser «otro». La oposición moral, artística e intelectual respecto del Islam, fue dictada por el instinto de conservación.
La situación de la Castilla medieval frente a los árabes se entiende mejor recordando la relación entre los Estados Unidos y Europa durante la primera mitad del siglo XIX. El calvinismo americano se enfrentó con su mortal enemiga, la civilización a base de catolicismo, y con un tipo de vida que sacrifica la salud de la colectividad al logro de valores, sólo posibles si se da suelta al demonio interior encerrado en cada hombre. Mas los Estados Unidos eran y seguirían siendo deudores culturales de la Europa
«ociosa, bebedora y sensual», lo mismo que los castellanos de los siglos XI y XII debían mucho de su civilización.
Pasada la época de inseguridad respecto de sí mismos, los americanos comenzaron a enriquecer sus ciudades con innumerables «objetos maravillosos» adquiridos en
Europa a gran precio, a fin también de perder el tiempo contemplando su belleza y educar su sensibilidad en el goce de tales maravillas. Un fenómeno semejante se observa en la literatura y en la vida castellana, según hemos visto anteriormente.
Hay, pues, una manera «defensiva» de enfrentarse con los valores artísticos o morales de otros pueblos, cuando tales valores amenazan aflojar la tensión de individuos o colectividades en trance de «hacerse» su vida. El buen púgil es casto y parco. Lejos por tanto de sonreír ante tales limitaciones, debiera verse lo que hay en ellas de imperativo de afirmación creadora, porque si Castilla y los Estados Unidos se hubieran abandonado a «sus gustos», sus historias hubieran sido muy distintas.
Pensar sobre ello sería ocioso.
AMÉRICO CASTRO, «El aislamiento cultural como defensa», en España en su historia.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Tema del texto.
4. Estructura del texto.
5. Indicar significado, tipo de palabra y formación de: frecuentísimas, indispensable, colectividad, sensibilidad.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 33–MANUEL RIVAS

Yo quería mucho a aquel maestro. Al principio, mis padres no podían creerlo. Quiero decir que no podían entender cómo yo quería a mi maestro. Cuando era un pequeñajo, la escuela era una amenaza terrible, Una palabra que se blandía en el aire como una vara de mimbre. «¡Ya verás cuando vayas a la escuela!». Yo iba para seis años y todos me llamaban Pardal. Otros niños de mi edad ya trabajaban. Pero mi padre era sastre y no tenía tierras ni ganado. Prefería verme lejos que no enredando en el pequeño taller de costura. Así pasaba gran parte del día correteando por la Alameda, y fue Cordeiro, el recogedor de basura y hojas secas, el que me puso el apodo: «Pareces un pardal1». Creo que nunca he corrido tanto como aquel verano anterior a mi ingreso en la escuela. Corría como un loco y
a veces sobrepasaba el límite de la Alameda y seguía lejos, con la mirada puesta en la cima del monte Sinaí, con la ilusión de que algún día me saldrían alas y podía llegar a Buenos Aires. Pero jamás sobrepasé aquella montaña mágica. «¡Ya verás cuando vayas a la escuela!» La noche de la víspera no dormí. Encogido en la cama, escuchaba el reloj de pared en la sala con la angustia de un condenado. El día llegó con una claridad de delantal de carnicero. No mentiría si les hubiese dicho a mis padres que estaba enfermo. El miedo, como un ratón, me roía las entrañas.Y me meé. No me meé en la cama, sino en la escuela. Lo recuerdo muy bien. Han pasado tantos años y aún siento una humedad cálida y vergonzosa resbalando por las piernas. Estaba sentado en el último pupitre, medio agachado con la esperanza de que nadie reparase en mi presencia, hasta que pudiese salir y echar a volar por la Alameda.
—A ver, usted, ¡póngase de pie!
El destino siempre avisa. Levanté los ojos y vi con espanto que aquella orden iba por mí. Aquel maestro feo como un bicho me señalaba con la regla. Era pequeña, de madera, pero a mí me pareció la lanza de Abd
el Krim2.
—¿Cuál es su nombre?
—Pardal.
Todos los niños rieron a carcajadas. Sentí como si me golpeasen con latas en las orejas.
—¿Pardal?
No me acordaba de nada. Ni de mi nombre. Todo lo que yo había sido hasta entonces había desaparecido de mi cabeza. Mis padres eran dos figuras borrosas que se desvanecían en la memoria. Miré hacia el
ventanal, buscando con angustia los árboles de la Alameda. Y fue entonces cuando me meé. Cuando los otros chavales se dieron cuenta, las carcajadas aumentaron y resonaban como latigazos. Huí.
Eché a correr como un locuelo con alas. Corría, corría como sólo se corre en sueños cuando viene detrás de uno el Hombre del Saco. Yo estaba convencido de que eso era lo que hacía el maestro. Venir tras de mí. Podía sentir su aliento en el cuello, y el de todos los niños, como jauría de perros a la caza de un zorro. Pero cuando llegué a la altura del palco de la música y miré hacia atrás, vi que nadie me había seguido, que estaba a solas con mi miedo, empapado de sudor y meos. El palco estaba vacío. Nadie parecía fijarse en mí, pero yo
tenía la sensación de que todo el pueblo disimulaba, de que docenas de ojos censuradores me espiaban tras las ventanas y de que las lenguas murmuradoras no tardarían en llevarles la noticia a mis padres. Mis piernas decidieron por mí. Caminaron hacia el Sinaí con una determinación desconocida hasta entonces. Esta vez
llegaría hasta Coruña y embarcaría de polizón en uno de esos barcos que van a Buenos Aires. Desde la cima del Sinaí no se veía el mar, sino otro monte aún más grande, con peñascos recortados como torres de una fortaleza inaccesible. Ahora recuerdo con una mezcla de asombro y melancolía lo que logré hacer aquel día. Yo solo, en la cima, sentado en la silla de piedra, bajo las estrellas, mientras que en el valle se movían como luciérnagas los que con candil andaban en mi busca. Mi nombre cruzaba la noche a lomos de los aullidos de los perros. No estaba impresionado. Era como si hubiese cruzado la línea del miedo.
Por eso no lloré ni me resistí cuando apareció junto a mí la sombra recia de Cordeiro. Me envolvió con su chaquetón y me cogió en brazos. «Tranquilo, Pardal. Ya pasó todo.»
Aquella noche dormí como un santo, bien arrimado a mi madre. Nadie me había reñido. Mi padre se había quedado en la cocina, fumando en silencio, con los codos sobre el mantel de hule, las colillas amontonadas en el cenicero de concha de vieira, tal como había sucedido cuando se murió la abuela. Tenía la sensación de que mi madre no me había soltado la mano durante toda la noche. Así me llevó, cogido como quien lleva un serón3, en mi regreso a la escuela. Y en esta ocasión, con el corazón sereno, pude fijarme por vez primera en el maestro. Tenía la cara de un sapo. El sapo sonreía. Me pellizcó la mejilla con cariño.
«Me gusta ese nombre, Pardal.» Y aquel pellizco me hirió como un dulce de café. Pero lo más increíble fue cuando, en medio de un silencio absoluto, me llevó de la mano hacia su mesa y me sentó en su silla. Él permaneció de pie, cogió un libro y dijo:
—Tenemos un nuevo compañero. Es una alegría para todos y vamos a recibirlo con un aplauso. Pensé que me iba a mear de nuevo por los pantalones, pero sólo noté una humedad en los ojos
—Bien, y ahora vamos a empezar un poema. ¿A quién le toca? ¿Romualdo? Venga, Romualdo, acércate. Ya sabes, despacito y en voz bien alta. A Romualdo los pantalones cortos le quedaban ridículos. Tenía las piernas muy largas y oscuras, con las rodillas llenas de heridas.
—Una tarde parda y fría...
—Un momento, Romualdo, ¿qué es lo que vas a leer?
—Una poesía, señor.
—¿Y cómo se titula?
—Recuerdo infantil. Su autor es don Antonio Machado.
—Muy bien, Romualdo, adelante. Con calma y en voz alta. Fíjate en la puntuación.
El llamado Romualdo carraspeó como un viejo fumador de picadura y leyó con una voz increíble, espléndida, que parecía salida de la radio.
—Una tarde parda y fría
de invierno. Los colegiales
estudian. Monotonía…
MANUEL RIVAS, El lápiz del carpintero.
1 Pardal: en gallego, gorrión.
2 Abd el Krim: caudillo marroquí que luchó contra el ejército español.
3 Serón: canasto doble de esparto que se coloca sobre las caballerías.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Este texto se puede dividir en cuatro partes. Señálalas.
4. Indicar significado, tipo de palabra y formación de: pequeñajo, correteando, sobrepasaba, amontonadas, censuradores.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 34

«Ayúdennos, sufrimos enormemente»
Los niños guineanos muertos en el tren de aterrizaje del avión llevaban en el momento de su muerte una carta escrita en francés por ellos. Éste es el texto íntegro:
«Excelencias, Señores miembros y responsables de Europa:
»Tenemos el honorable placer y la gran confianza de escribirles esta carta para hablarles del objetivo de nuestro viaje y del sufrimiento que padecemos los niños y los jóvenes de África.
»Pero, ante todo, les presentamos nuestros saludos más deliciosos, adorables y respetuosos con la vida. Con este fin, sean ustedes nuestro apoyo y nuestra ayuda. Son ustedes, para nosotros,
en África, las personas a las que hay que pedir socorro. Les suplicamos, por el amor de su continente, por el sentimiento que tienen ustedes hacia nuestro pueblo y, sobre todo, por la afinidad y el amor que tienen ustedes por sus hijos, a los que aman para toda la vida. Además, por el amor y la timidez de su creador, Dios todopoderoso, que les ha dado todas las buenas experiencias, riquezas y poderes para construir y organizar bien su continente para ser el más bello y admirable entre todos.
»Señores miembros y responsables de Europa, es a su solidaridad y a su bondad a las que gritamos por el socorro de África. Ayúdennos, sufrimos enormemente en África, tenemos problemas y carencias en el plano de los derechos del niño.
»Entre los problemas, tenemos la guerra, la enfermedad, la falta de alimentos. En cuanto a los derechos del niño, en África, y sobre todo en Guinea, tenemos demasiadas escuelas, pero una gran carencia de educación y de enseñanza; salvo en los colegios privados, donde se puede tener una buena educación y una buena enseñanza, pero hace falta una fuerte suma de dinero. Ahora bien, nuestros padres son pobres y necesitan alimentarnos. Además, tampoco tenemos el
fútbol, el baloncesto o el tenis. Por eso nosotros, los niños y jóvenes africanos, les pedimos hagan una gran organización eficaz para África, para permitirnos progresar »Si ustedes ven que nos sacrificamos y exponemos nuestra vida, es porque se sufre demasiado en África. Queremos estudiar, y les pedimos que nos ayuden a estudiar para ser como ustedes en África.
»En fin, les suplicamos muy, muy fuertemente que nos excusen por atrevernos a escribirles esta carta a ustedes, los grandes personajes ya quienes debemos mucho respeto. Y no olviden que es a ustedes a quienes debemos quejarnos de la debilidad de nuestra fuerza en África.»
Escrito por dos niños guineanos, Yaguine Loita y Fodé Tounkara.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Indicar significado, tipo de palabra y formación de: sentimiento,
afinidad, timidez, debilidad, baloncesto.
4. Expresa tu opinión sobre el problema que enumeran estos niños en
esta carta.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 35

Más de 700 escolares japoneses tuvieron que ser hospitalizados la tarde del pasado martes con crisis epilépticas, tras ver en televisión la serie de dibujos Pokémon, basada en los populares personajes del videojuego Pocket Monsters (monstruos de bolsillo), fabricado por la compañía Nintendo. Los niños, de tres años de edad en adelante, fueron llevados a los hospitales aquejados de convulsiones, vómitos, irritación de ojos y problemas respiratorios, y aún ayer 208 permanecían .
La crisis nerviosa que afectó a la población infantil nipona se desencadenó a los 20 minutos de programa —el de mayor audiencia en su franja horaria de la televisión japonesa—, cuando a las imágenes de una espectacular explosión siguieron cinco segundos de bombardeo de flashes rojos provenientes de uno de los personajes más populares de la serie, una especie de rata llamada Pikachu.
El episodio de marras, además de efectos especiales y perjudiciales para la salud, también tenía argumento. Titulado El guerrero informático Porignon, describía a los protagonistas de la serie entrando en un ordenador y luchando unos contra otros. Y la explosión que acabó rompiendo los nervios de los niños consistía en la detonación de una bomba para destruir un virus informático.
El suceso ha conmocionado a la sociedad japonesa. Las reacciones fueron inmediatas y de momento han provocado desde la intervención del primer ministro nipón, Ryutaro Hasimoto, hasta la caída en un 1,5% de las acciones de Nintendo en las Bolsas de Osaka
y Tokio.
Hashimoto advirtió contra la fascinación de los dibujos animados por las pistolas de rayos y los misiles láser porque en el fondo son "armas" y "sus efectos sobre los espectadores no han sido completamente determinados". El Ministerio de Telecomunicaciones, por su parte, ya ha abierto una investigación, y la compañía TV Tokio, que difunde los dibujos en asociación con otras 37 cadenas locales, se plantea suspender la emisión del capítulo de
la la semana que viene si las causas del incidente no están claras para entonces.
Sobre éstas ya se han pronunciado algunos médicos, que han explicado el fenómeno como un caso de "epilepsia fotosintética o, más concretamente, epilepsia televisiva", producido por la exposición de los niños a un bombardeo de luces brillantes en la
pantalla. Una experiencia, afirman, muy desagradable, pero sin peligro y de fácil recuperación. Los doctores que trataron a los escolares, que han contado que algunos
llegaron a los hospitales en estado de trance, han pedido a las cadenas de televisión que adviertan sobre los riesgos de estos espacios antes de su emisión. Nintendo se ha apresurado a poner distancias entre su videojuego Pocket Monsters y los dibujos epilépticos. La compañía ya ha tenido más de un quebradero de cabeza con las crisis de epilepsia causadas por sus productos en algunos de sus usuarios. Ayer, un
portavoz de la empresa insistía en que el videojuego es en blanco y negro, que sólo tiene en común con los dibujos los personajes y que sus productos se venden desde 1993 con una advertencia sobre sus riesgos «en personas que sufran epilepsia fotosensible».

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Tema del texto.
4. Indicar significado, tipo de palabra y formación de: televisión, videojuego, fotosensible, provenientes.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 36

Sólo faltan los detalles
En un análisis que realizó el año pasado para el Times de Londres, John Maddox calificó de perverso mi libro. El fin de la ciencia, por decir que la ciencia podría haber superado ya su punto máximo.
Lejos de ser perverso, mi punto de vista se basa en lo que la propia ciencia nos dice. La ciencia nos dice que nuestro conocimiento tiene limites.
Los descubrimientos científicos se pueden comparar con el descubrimiento de la Tierra. Cuanto más sabemos sobre la Tierra, menos nos queda por descubrir. Hemos hecho mapas de todos los continentes, océanos, cordilleras y ríos. Ahora estamos entrando en los detalles. De vez en cuando aparecerá algo interesante. Encontraremos una nueva especie de lémur en Madagascar, o alguna bacteria extraña que viva en fosas marinas. Pero a estas alturas es improbable que descubramos algo que sea realmente sorprendente, como la Atlántida, el continente perdido, o dinosaurios que vivan en el interior de la tierra.
Del mismo modo, es improbable que los científicos descubran algo que supere el Big Bang, la mecánica cuántica, la relatividad, la selección natural o la genética basada en el ADN. Por supuesto que nos faltan
detalles que añadir, pero las grandes sorpresas son poco probables.
Esto no quiere decir que los científicos hayan dado respuesta a todos los grandes interrogantes. Maddox hace un trabajo excelente al revisar en su nuevo libro algunas de las grandes incógnitas que todavía quedan. Pero John no se plantea nunca seriamente la posibilidad de que no haya respuesta para algunas de esas preguntas.
Por ejemplo, la teoría del Big Bang plantea algún interrogante bastante evidente: ¿por qué se produjo el Big Bang y qué le precedió, si es que hubo algo? La propia ciencia nos sugiere que quizá no lo sepamos nunca, dado que el origen del universo está demasiado lejos de nosotros. John dice que como la teoría del Big Bang deja algunas grandes preguntas sin respuesta, debe ser sustituida por una teoría totalmente nueva. Eso tendría tan poco sentido como rechazar la teoría de la evolución de Darwin porque no puede explicar el origen de la vida.
John señala que la comprensión de la mente por parte ,de la ciencia «es apenas más clara que a principios de siglo». Pero luego insinúa que la falta de avances en campos relacionados con la mente implica que nos esperan grandes cosas. En otras palabras, que los fracasos del pasado predicen el éxito del futuro. Eso no es un argumento; es una expresión de fe. Muchos científicos están empezando a creer que la conciencia, el libre albedrío y otros enigmas que plantean nuestras mentes pueden no ser científicamente reducibles.
Mucha gente comparte la opinión de Maddox sobre el progreso científico. Es comprensible. Todos nosotros hemos crecido en un periodo de explosión de progresos científicos, así que es natural que demos por sentado que estos progresos continuarán posiblemente siempre. Pero la lógica da a entender que la época moderna de progreso científico explosivo podría ser una anomalía histórica, un producto de una convergencia muy particular de factores sociales, intelectuales y políticos.
Si aceptamos que la ciencia tiene sus límites —y la ciencia nos dice que los tiene—, la cuestión no es entonces si la ciencia tocará a su fin, sino cuándo.
John Horgan.

Cuestiones:

1. Indicar qué tipo de texto es.
2. Resumen del texto.
3. Indicar el tema del texto.
4. Indicar significado, tipo de palabra y formación de: conocimiento,
científicos, seriamente, posibilidad, convergencia, improbable,
relatividad.

Documento parcialmente extraído de http://mimosa.pntic.mec.es/ajuan3/lengua/r_comen1

COMENTARIO DE TEXTO Nº 37-L.GÓMEZ TORREGO

Desgraciadamente se están alzando voces últimamente en pro de la desaparición de la enseñanza de la morfosintaxis en los niveles básicos y medios por creer que este campo lingüístico no se obtienen resultados prácticos. Es verdad que con demasiada frecuencia el alumno se siente incómodo cuando se enfrenta con los análisis sintácticos, y que después de muchos años de ejercitación en este campo, los progresos detectables son mínimos y, en ocasiones, nulos. Pero ello no es atribuible a la sintaxis, sino a cómo se enseña la sintaxis en las aulas. Hemos aludido ya a la dispersión y fragmentarismo de los análisis. Otras son, además, las causas del fracaso: la falta de unificación terminológica, la mezcla indiscriminada de escuelas, tendencias o métodos, la «arboreomanía» o culto al diagrama arbóreo, y el dogmatismo con que los profesores suelen actuar en la enseñanza de la sintaxis. Hay que partir del hecho de que un mismo problema sintáctico puede ser resuelto de varias maneras diferentes. Lo importante es que el alumno se acostumbre a razonar todos y cada uno de los pasos que vaya viendo en el desarrollo del análisis, es decir que no se convierta éste en una serie de adivinanzas, en el juego de ver si se acierta no con la función o la clasificación que se le pide en un momento determinado. El hecho de que un alumno pueda comprobar que existen distintas soluciones para una misma cuestión sintáctica es siempre enriquecedor.

    La eliminación de la sintaxis en los niveles básicos y medio sería un craso error, pues son muchas las ventajas que su enseñanza ofrece. En primer lugar, es muy útil en el terreno de la abstracción, ya que, al igual que ocurre con las matemáticas de conjuntos, ayuda al desarrollo de la capacidad relacional y de abstracción de los alumnos. Pero es que, además, los análisis coherentemente concebidos y desarrollados con rigor pueden coadyuvar al «bien escribir» desde el punto de vista de la corrección sintáctica, pues los ejercicios continuados de análisis ayudan al alumno a familiarizarse con las estructuras y los esquemas sintácticos de su propia lengua. Probablemente, no es casualidad que los profesores de lengua detectemos en la actualidad tantas incorrecciones sintácticas en la construcción de las oraciones (discordancias, anacolutos, «dequeísmos», «quesuismos»...), pues los análisis se han convertido en un sinsentido mecánico, en algo que se hace sin reflexión, sin método adecuado, y, en ocasiones, con unas buenas dosis de pedantería o de especulaciones vacuas. Es cierto que se puede escribir muy correctamente sin saber nada de sintaxis, pero también lo es que los ejercicios de análisis sintácticos debidamente razonados inciden en una mayor conciencia del entramado combinatorio lineal en las construcciones de las frases. Todo lo que sea hacer conmutaciones, permutaciones, expansiones de un núcleo, transformaciones en general, debe incidir siempre en un mayor dominio del lenguaje. Posiblemente sea la sintaxis la parte lingüística de mayor peso específico para potenciar la reflexión sobre el lenguaje, de modo que tal potenciación reflexiva sobre hechos lingüísticos es una ventaja más del aprendizaje de la sintaxis. Por otra parte, no vemos cómo se pueden abordar los comentarios literarios y estilísticos en los cursos de segundo y tercero de BUP sin el conocimiento de una parte tan importante en tales comentarios como es la sintáctica. 

    Flaco favor, por tanto, haremos a los estudios sobre nuestra lengua si eliminamos de los programas la sintaxis. Lo único que hace falta es que ésta se enseñe con rigor y coherencia, sin dogmatismos y sin mezcla indiscriminada de criterios, con sencillez y sin pedantería, e invitando siempre al alumno a que razone sus asertos.

GÓMEZ TORREGO, Leonardo: Teoría y práctica de la sintaxis, Madrid, Alhambra.
Consideraciones: 

1) Haga un resumen breve del texto. 
2) Basándose en esos argumentos y en su propia experiencia, elabore su propia argumentación sobre “para qué sirve la gramática”. 
3) Explique el significado de las siguientes palabras y construya una oración con cada una de ellas: craso, permutaciones, pedantería y vacuas. 
4) Realice un análisis morfosintáctico de la siguiente oración (no olvide el modus y el dictum): Posiblemente sea la sintaxis la parte lingüística de mayor peso. A continuación, de forma redactada.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 38

  La libertad que nos ofrece Internet genera también sus daños colaterales: expresarse e informar sin barreras implica muchas veces una relajación en el control, guste o no. Está claro que ya mecanismos de denuncia del abuso que velan por los derechos de todos; ahí la parcela está más o menos cubierta. El problema aparece con el uso del lenguaje: en ese ámbito nadie vigila y, como escribir mal no es un ningún delito (de momento), muchos rincones de la red se convierten en campos de minas disfrazados de faltas de ortografía. 
   Estados del Facebook, conversaciones por Messenger y por el Tuenti, comentarios a una noticia de un medio…Entre la inmediatez propia del canal y la falta de conocimientos ortográficos, la red se convierte en una batalla de patadas al diccionario que, a buen seguro, marean y desmayan a más de un académico de la lengua española. 
   No obstante, estos “crímenes” lingüísticos no cabrean solamente a los más eruditos; el usuario común también se molesta. La Fundéu BBVA es consciente de ello, de ahí que haya elaborado un ranking con las diez palabras que peor se escriben en Internet en colaboración con los usuarios dentro de su Manuel de Estilo. Si te pones a pensar un poco, seguro que aciertas con alguna expresión de la clasificación. Y es que, quién no ha visto alguna vez escribir “Haber qué se cuece por aquí”; en vez de “A ver…” Es un fallo muy repetido, al igual que la confusión entre “hay”, “ay”, y “ahí”, toda una locura para muchos usuarios, reflejada en la quinta posición del top ten El clásico “la dije” propio del laísmo de muchas comunidades autónomas o el “andé” en vez de “anduve”
   La clasificación completa es la siguiente: 

Confusión entre ha (forma verbal) y a (preposición). 
Laísmos y loísmos. 
Dequeísmos. 
Conjugación del verbo convencer
Diferencia entre haber y a ver
Diferente entre demás y de más
La forma andé por anduve
Palabras como bricolaje o garaje escritas con “g”. 

  La fundación también ha elaborado una lista parecida de las palabras que más dudas suscitan en los internautas, encabezada, cómo no, con la conjugación del verbo satisfacer. ¿Cuántas situaciones de pánico has visto, si no, a la hora de que escoger toda forma verbal posible en vez de la correcta, “satisfizo”, en el pretérito perfecto simple? Por no hablar de la acentuación de los monosílabos y el uso de la tilde diacrítica. 
  No está de más que, visto lo visto, hagamos un pequeño descanso en nuestras vidas aceleradas de internauta y nos detengamos un momento a mejorar nuestra escritura. Todos somos humanos, nos hemos equivocado más de una vez y lo seguiremos haciendo, está claro, pero es probable que, con un poco de esfuerzo, Cervantes no lo agradezca algún día. 

         César Finca: ¡Así no! Las faltas de ortografía más flagrantes de la red.

Consideraciones: 

1) Haga un resumen breve del texto. 
2) Comentario personal: ¿Cree usted que las faltas de ortografía desvirtúan la lengua y que las redes sociales empeoran notablemente la lengua? Y ¿Cree usted que todos podríamos expresarnos libremente sin seguir unas normas y dejar que el idioma evolucione libremente? Razone sus respuestas.  
3) Explique el significado de las siguientes palabras y construya una oración con cada una de ellas: daños colaterales, diacrítica, erudito y top ten. 
4) Realice un análisis morfosintáctico de la siguiente oración (no olvide el modus y el dictum): Hagamos un pequeño descanso en nuestras vidas aceleradas de internauta. A continuación, de forma redactada.

COMENTARIO DE TEXTO Nº 38- MANUEL VICENT

    Se ha dicho que el partido de fútbol ideal es aquel que se gana con un penalti injusto fuera del tiempo reglamentario. El error constituye la esencia de este deporte, generalmente aburrido, que utiliza la mayor parte de los noventa minutos de juego en un insulso peloteo en medio del campo, carente de emoción. Solo el error clamoroso del árbitro es capaz de encender el fuego en las gradas, que al día siguiente llenará de disputas, de burlas y de gritos las oficinas y las barras de los bares. Aparte de esto, es el único deporte que muestra ante el público el vigor de un veredicto inapelable. En la vida ordinaria cualquier acción ante la justicia tiene posibilidad de recurso. El delito tiene mil formas de escabullirse o de aplazar la sentencia y el agravio puede tardar años en ser reparado. Solo en el fútbol sucede un hecho ejemplar. A estos futbolistas de élite, divos multimillonarios con novias espectaculares, con escudería de ferraris y maseratis, miles de fanáticos que les piden autógrafos y niñas adolescentes que se arañan el rostro al verlos de cerca y se agolpan para arrancarles los botones y llevárselos de recuerdo, he aquí que un árbitro, ante una simple protesta, les muestra la tarjeta roja, les manda a la caseta y ellos agachan la cabeza y obedecen. Solo en el fútbol sucede que el acta redactada por el árbitro, en general, sea la primera y última instancia acatada por las autoridades deportivas. De otro lado, el árbitro concierta todas las iras del público y asume los insultos, blasfemias y desplantes que el subordinado no puede lanzar contra su jefe en la oficina o en la fábrica. Cuantos más errores cometa el árbitro más limpios y purificados por dentro salen del campo los espectadores al final del partido. Me gustaban más los árbitros cuando vestían de negro. Ese atuendo era más acorde con el efecto expiatorio que tienen atribuido por la sociedad. Hay partidarios de introducir la tecnología en el terreno de juego, pero si el fútbol es un deporte todavía excitante se debe al elemento irracional que introduce el árbitro con esa sensación de que su error en el penalti puede desencadenar un cataclismo en el universo. No hay nada más ejemplar que esta justicia expeditiva: error, tarjeta roja y a la calle. Atrévase usted a hacer eso con su jefe. 
                            
                                       Manuel Vicent, “El País”, 04/07/2010.  
Consideraciones: 

1) Haga un resumen breve del texto. 
2) Comentario personal: ¿Es usted partidario de introducir la tecnología en el fútbol? ¿No cree que su inclusión podría provocar la pérdida de la esencia del fútbol? Argumente sus respuestas.
3) Explique el significado de las siguientes palabras y construya una oración con cada una de ellas: insulso, blasfemias, expiatorio y cataclismo. 
4) Realice un análisis morfosintáctico de la siguiente oración (no olvide el modus y el dictum): En la vida ordinaria cualquier acción ante la justicia tiene posibilidad de recurso. A continuación, de forma redactada

COMENTARIO DE TEXTO Nº 39- MANUEL VICENT

   La cultura moderna consiste en estar sentado, en mirar, en teclear y callar. El pensamiento ya no es una fuente de creación ni de rebeldía. Frente a nuestros ojos discurre ahora una cinta perenne de imágenes, cada una más excitante que la anterior, más directa, más luminosa. Prácticamente el cerebro humano se ha convertirlo en un recipiente de iconos, de rostros, sexos, muñecos, envases, marcas, paneles, pornos, carátulas, solapas, videojuegos, emails, telediarios que hacen rodar las tragedias por la pantalla como esa nube de algodón azucarado que venden en las ferias y que duran solo un minuto en poder de los niños. Los carteles de espectáculos pegados a una tapia estaban visibles al menos una mañana entera antes de que los tapara otro reclamo, pero hoy la noria de luces superpuestas es instantánea y convulsiva cuyo vértigo constituye ya la sustancia de la mente. Los jóvenes hoy se alimentan de imágenes. Lo que no se ve, no existe. El pensamiento clásico ha quedado en manos de algunos taxistas cabreados con un mondadientes en la boca y de sus discípulos predilectos, que son algunos articulistas, intelectuales y analistas obsesionados con las zanjas del Ayuntamiento, con el ruido callejero y con la dificultad para aparcar. La crisis de la existencia ha sido reducida a un malhumor municipal, en esa charca ha sido ahogado Schopenhauer. Luego están los moralistas sin sentido del humor y los políticos gafes que se han visto obligados por la cultura de la imagen a teñirse el pelo y a trasquilarse las ojeras. 
Con un dedo firme señalan el camino, con palabras podridas por la halitosis te dan lecciones, pero nada es válido ya sin la alegría superficial y gentil del Facebook, nada es real sin las imágenes que se devoran unas a otras bajo el relámpago de magnesio sobre una infinita alfombra roja e introduce a los héroes del momento en nuestra cocina, en el comedor, en el cuarto de baño, en el dormitorio y los ahoga en las dos mejillas de la almohada donde se confunden con el sueño o el insomnio. Somos seis mil millones de humanidad. La mitad está sentada mirando cómo la otra mitad hace el payaso. Y así sucesivamente se va llenado el desván de nuestro cerebro de iconos. Mirar, callar y teclear, de todo, de nada.
                                              
Manuel Vicent, “El País”, 23/1/11.

Consideraciones: 

1) Haga un resumen breve del texto. 
2) Comentario personal: ¿Cree usted que el poder de la imagen ha sustituido en la actualidad al de las palabras?¿Cree usted que se está perdiendo lo verdaderamente humano por el desarrollo espectacular de las nuevas tecnologías de los últimos años? Argumente sus respuestas. 
3) Explique el significado de las siguientes palabras y construye una oración con cada una de ellas: moralistas, halitosis, gentil y convulsiva. 

4) Realice un análisis morfosintáctico de la siguiente oración (no olvide el modus y el dictum): El pensamiento clásico ha quedado en manos de algunos taxistas cabreados con un mondadientes en la boca. A continuación, de forma redactada. 

COMENTARIO DE TEXTO Nº 39- JOSEFINA ALDECOA

   Cuando sobrevino la catástrofe, maduramos deprisa. Los mayores bajaron la guardia. Acobardados o luchadores, se vieron obligados a hacer frente a momentos angustiosos. Nuestros padres olvidaron las normas, nos dejaron vivir. Se podía salir de casa sin grandes dificultades. Se podían escuchar las conversaciones sin que nadie se fijase en nuestra presencia. Se podía ir sucio. Los estudios pasaron a un lugar perdido y lejano. Se iba y se venía sin orden ni concierto, llevado por los acontecimientos. Se aprendía que la guerra, nuestra guerra, era una guerra de buenos y malos, como se pretende que sean todas las guerras, y nos aferrábamos fuertemente a los buenos que nuestros padres patrocinaban. Se podía llorar de miedo y reír de miedo. Se olvidaba la hora de levantarse. Se comía lo que aparecía sobre la mesa, a cualquier hora. Se habían roto las rutinas internas de la vida familiar. Se habían abierto las puertas de la calle, anárquica y variopinta. La gente huía, moría, amaba, odiaba, sufría, luchaba por sobrevivir. Porque nosotros éramos la retaguardia. La vida familiar desvió su atención del orden doméstico para fijarla en lo que sucedía en la calle. Y los niños salieron de sus protegidos rincones y se sintieron libres e independientes entre los miedos y las ruinas.
   Pero la guerra era también temer por los mayores. Saber que un amigo ha perdido a su padre. La guerra es, a veces, perder al propio padre. La guerra es: “Corre, baja, no llores, las ventanas, cerrad las ventanas, Dios mío, no nos vencerán, venceremos, no hay pan, no llores, no hables, los aviones, ¿dónde te has metido?, ¿dónde os habéis metido?, ¿dónde están los niños?”
   Los niños siempre estábamos en otra parte, los niños vagábamos por las calles.
Recogíamos cascos de balas, atesorábamos trozos de metralla, explorábamos ruinas humeantes. ¿Dónde están los niños? Los niños merodeaban por los cuarteles, pedían chuscos a los soldados, hacían largas colas para conseguir patatas.

Josefina Aldecoa, Los niños de la guerra.

Consideraciones:

1) Haga un resumen breve del texto. 
2) El texto muestra en primera persona el dramatismo de la guerra civil española, ¿le parece válido su testimonio ante las guerras del siglo XXI? Razone su respuesta.
3) Explique qué significan las palabras siguientes: catástrofe, patrocinaban, variopinta y retaguardia. Escriba una oración con cada una de ellas.
4) Realice un análisis morfosintáctico de la siguiente oración (no olvide el modus y el dictum): Los estudios pasaron a un lugar perdido y lejano. A continuación, de forma redactada. 

COMENTARIO DE TEXTO Nº 40-G-ADOLFO BÉCQUER 

Olas gigantes que os rompéis bramando
en las playas desiertas y remotas,
envuelto entre las sábanas de espumas,
¡llevadme con vosotras!
Ráfagas de huracán que arrebatáis
del alto bosque las marchitas hojas,
arrastrado en ciego torbellino,
¡llevadme con vosotras!
Nubes de tempestad que rompe el rayo
y en fuego ornáis las desprendidas orlas,
arrebatado entre la niebla oscura,
¡llevadme con vosotras!
Llevadme por piedad a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad!.... ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!
Gustavo Adolfo Bécquer.

Consideraciones: 

1. Lea atentamente el texto B y conteste:

Este texto poético de G. A. Bécquer precisa de una técnica muy diferente al anterior. Hay que tener en cuenta, en primer lugar, que la poesía no se suele escribir para narrar hechos, sino que es el medio ideal para transmitir emociones.
En segundo lugar, su lectura requiere de ciertas estrategias: pausas versales (paradas al final de cada verso), observar el ritmo y la rima, conocimiento de ciertas figuras retóricas (metáforas, símiles, adjetivaciones, ...), etc.
En tercer lugar, son precisos unos mínimos conocimiento literarios:
movimientos, autores, géneros... Convendría tener elaborado un cuadro resumen con los principales movimientos que se han ido dando en nuestro país, incorporando al mismo los autores más representativos y algunas de sus obras (las más importantes).
Por último, para hacer un buen análisis métrico se han debido hacer
anteriormente otros y variados. Es algo que no se puede improvisar, ni inventar. No requiere de una técnica muy depurada: sinalefas, dialefas, asonancias, consonancias, tipos de estrofas (tercetos, cuartetos, liras...).
(0,5 puntos cada ítem. Total: 2,5 puntos)
a) ¿Qué sentimientos o emociones transmite el poeta?
Desesperación y sufrimiento. Quiere dejar de recordar y no puede. Quiere olvidarse de algo que le angustia y le duele.
b) ¿Cómo es la naturaleza que evoca?
Fiera, destructiva, incontrolable, salvaje...
c) Ponga un título al poema. El título debe reflejar el tema principal.
Tiene que estar relacionado con su dolor, con el miedo, o la angustia o el recuerdo.
d) ¿A qué siglo y a qué movimiento literario perteneció G. A. Bécquer? ¿Cuáles son las características principales de este movimiento?
G. A. Bécquer pertenece a la segunda mitad del XIX. Aunque no es
plenamente romántico se le asocia al romanticismo tardío.
Las características del romanticismo:
El romanticismo fue una reacción frente a la tradición. Exalta al individuo sobre lo colectivo. Propugna lo subjetivo, lo irracional, lo imaginativo o, el sentimiento frente a la razón. Encumbran lo humano, la naturaleza y la belleza inalcanzable. Los artistas románticos buscaron una huida de la realidad circundante, en busca de los territorios menos explorados, dando rienda suelta a la fantasía, la emoción y el encuentro con la naturaleza y la historia remota.
e) Realice un análisis métrico del poema: tipo de verso, tipo de rima y estrofa
empleadas.
El poema está formado por cuatro estrofas de cuatro versos cada una.
Los tres primeros versos son endecasílabos y el cuarto, heptasílabo.
Tipo de rima: los versos pares riman en asonante (ó-a) y los impares quedan sueltos.

www.cepaalcala.blogspot.com 


FASES DEL COMENTARIO DE TEXTO
PASOS PREVIOS
1.- LECTURA ATENTA DEL TEXTO Y VOCABULARIO.
 Numerar las líneas de 5 en 5. Facilita la localización de las líneas del texto, sin molestar a su comprensión.
Leer el texto tantas veces cuantas haga falta para enterarse bien de lo que dice el autor.
Buscar en el diccionario y copiar en el cuaderno el significado de las palabras cuyo significado se desconoce. En el caso de que sea un examen hay que deducirlas del contexto.
2.- INTERPRETACIÓN DEL TEXTO.
Consiste en hacer un resumen del texto para demostrar que se ha entendido (unas 8 o 10 líneas). Fundamental es señalar las circunstancias de lugar, tiempo, personajes y acción. Evitar, al comienzo, apoyaturas: “En este texto se dice…”; “el autor señala…”. El mejor inicio es una oración simple, con una estructura sencilla, a ser posible, de predicado nominal.
Hay que expresar con nuestras palabras lo que dice el texto: Se trata de resumir las ideas que antes hemos señalado en la estructura. Es aconsejable no citar el texto, ni tratar de repetir sus palabras o, incluso, el estilo. 
No se debe hacer comentario sobre esas ideas, ni mucho menos sobre la postura del autor. Se debe presentar de una forma objetiva, neutra, incluso en los textos que manifiesten una clara subjetividad.
3.- LOCALIZACIÓN DEL TEXTO.
¿Qué clase de obra es?, ¿en verso o en prosa? Género literario al que pertenece, breve resumen de la vida del autor, época histórica y literaria a la que pertenece.
4.- DETERMINACIÓN DE LA IDEA CENTRAL DEL TEXTO.
Idea principal o el tema del texto, eliminando las ideas secundarias, pero sin que falte nada importante.
El tema no coincide con el resumen. Se trata de expresar con pocas palabras la idea que el autor del texto ha querido comunicarnos. La estructura debe ser muy sencilla, con preferencia, un sintagma nominal, con un sustantivo abstracto más algún complemento o proposición adjetiva.
Coincidiría en buena medida con el título que podríamos dar al texto. Aquí sí es posible tener en cuenta la intención del autor, su subjetividad. Es muy importante el tono que este ha utilizado, especialmente en los texto humorísticos o irónicos, pues en estos casos, el resumen y el tema pueden ser muy distantes. Por ello, es aconsejable dejar esta labor para el final, incluso después de haber hecho el comentario crítico, pues éste puede darnos pistas sobre la verdadera intención del autor al elaborar el texto.
5.- ESTRUCTURA DEL TEXTO Y SIGNIFICADO DE CADA UNO DE SUS APARTADOS.
Dividir el texto en partes y explicar cada una de ellas.
6.- FORMA EXPRESIVA.
Recursos estilísticos empleados: hipérbole, hipérbaton, asíndeton, metáfora, etc.
Si es en verso, además hay que decir si es lírica, épica o dramática, esquema métrico, nombre de las estrofas que lo forman, licencias métrica (diéresis, sinéresis, sinalefa), etc.
7.- VALORACIÓN PERSONAL DEL TEXTO.
Decir si gusta o no, y por qué. Si te sientes identificado con lo que dice el autor, si te parece bien el fondo (el argumento), la forma, etc.
REDACCIÓN
A) Máximo cuidado con la presentación:
B) Claridad caligráfica. ( Buena letra )
C) Dejar márgenes adecuados. No olvidar el sangrado inicial y después de cada punto y aparte.
D) Tachar con una sola línea, no emborronar.
E) Separación en párrafos  ( 8 – 10 líneas )
F) Se prefiere la frase breve sobre la larga.
G) Evitar coloquialismos y palabras vulgares. Si hay que ponerlos, utilizar el “entrecomillado”.
H) No parafrasear: repetir la misma idea, pero con otras palabras.
I) Si se cita el texto, hacerlo de forma breve y “entre comillas”, indicando la línea. 
J) Repasar al final ortografía, redacción, contenidos, etc.
K) Seguir siempre el orden propuesto, marcando adecuadamente cada una de las partes.
L) Es imprescindible una adecuada presentación formal. 
M) No puede haber faltas de ortografía. Una presentación poco cuidada, así como la existencia de errores sintácticos o falta de coherencia desmerece el comentario.
N) Las frases no han de ser demasiado largar ni los párrafos demasiado extensos. Además hay que respetar los márgenes laterales y dejar espacio entre los párrafos. 
O) Hay que redactar el comentario en el registro adecuado, evitando expresiones poco formales. 
P) Un comentario mejora si podemos hacer referencias literarias, artísticas o científicas. Nuestra redacción ganará en riqueza y originalidad.


Sigue leyendo: http://educacion.uncomo.com/articulo/como-hacer-un-comentario-de-texto-10183.html#ixzz2hhePpHDv

1 comentario:

  1. Hola. cuántas propuestas para analizar estos textos. Son muy completas... seguimos en contacto

    ResponderEliminar

LA EDAD MEDIA: DIFERENCIAS ENTRE EL MESTER DE JUGLARÍA Y EL CLERECÍA, GONZALO DE BERCEO, "LIBRO DE BUEN AMOR", LIRICA POPULAR, EL CANTAR DE MÍO CID Y EL ROMANCERO.

           He de reconocer que esta comparación entre los dos mesteres es un clásico en los temas de literatura medieval. Por supue...