Entradas

Mostrando entradas de 2012

UNA CUESTIÓN DE COJONES

Imagen
Vivo en una ciudad dedicada casi por entero a la enseñanza del castellano. A Salamanca vienen estudiantes norteamericanos, japoneses, europeos, chinos, hispanoamericanos... De todo el mundo. Vienen "a aprender español" o a estudiar literatura española, y de paso, a conocer y vivir en una preciosa ciudad, la ciudad con más bares per capita de toda España, que siempre es un dato a tener en cuenta. Aquí se les conoce como "los guiris". Y los guiris siempre están quejándose -borrachos o serenos, es igual- por sus dificultades con nuestras acepciones. Ni viviendo aquí veinte años acabarían de entender nuestro idioma al 100 por 100. Eso y el frío que hace aquí en invierno, les puede. O mejor, les pueden las diferencias de temperatura: porque Salamanca es una ciudad que pasa de los 40º o más del verano a los 15º bajo cero que en algunas ocasiones hemos tenido en invierno. Por eso hay tantos bares: para refrescarse o para calentarse, según la estación. Pero volveré al tema…

LOCUCIONES VERBALES, FRASES HECHAS, REFRANES Y MULETILLAS

Imagen
En primer lugar tendría que definir estas “particularidades” que tiene nuestro propio idioma y que llaman tanto la atención.
Comencemos por las locuciones verbales que son grupos de palabras de las cuales al menos una es un verbo, aparecen siempre unidas y tienen el mismo significado que un verbo. Siempre hay que entenderlas en el sentido figurado, como por ejemplo,“tirar la toalla” (abandonar algo).
En cuanto a las frases hechas, se reconocen éstas por ser de uso común y expresar una sentencia a modo de proverbio. Ejemplo: En el medio está la virtud. En ocasiones, no incluye sentencia alguna (Como anillo al dedo).
     Y ¿cómo podemos buscar ambas formas en el diccionario? Pues es fácil. Salvo excepciones, si en la locución o frase hecha aparece un sustantivo, hay que buscar su significado en ese sustantivo (a ojo de buen cubero); si no hay sustantivo hay que buscar su significado por el del verbo que aparezca (pasarse de listo); si no hay verbo, por el adjetivo (por todo lo alto); si…