sábado, 24 de septiembre de 2016

DISCURSO DE GRADUACIÓN DE 2º BACHILLERATO

 Buenas tardes. Habéis querido que diga unas palabras en este acto de graduación por ser el tutor de uno de los grupos de bachillerato. Algo que me honra, por supuesto, no lo voy a negar. 
 Bueno, ponemos punto y final en ese viaje, que es de cierre de etapa, y de este lugar habitable que es vuestro centro durante largos seis años. Echad la vista atrás, realizad una análisis de esas y observaréis a esos primeros con la pavera encima que entraron por la puerta, ya veréis cómo os reconocéis. 
 Tras la ardua travesía hemos cabalgado por ese siglo tan fabuloso, problemático y febril en los lomos de las generaciones como la del 27, 36, 50, y el 98 que sois vosotros, pero cien años después... Hemos sabido, entre otros asuntos y grosso modo que...

- "La poesia es palabra en el tiempo" de la mano de uno de los más grande o mejores poetas de nuestra literatura.
- A saber diferenciar que la calidad de una obra literaria poco tiene que ver con la biografía del autor. 
- A que la literatura española no se puede explicar si no es con la unión de lo culto y lo popular. 
- A que hubo años en que se celebraba la llegada de la modernidad y todo era apoteósico hasta que llegó la maldita Guerra Civil, nefastas consecuencias para todos. 
- A que el teatro ha estado y está en permanente crisis, no por ello deja de tener una inmensa calidad. 
- A que hay que respetar cualquier tendencia que haya aparecido en la posguerra-la unión de la literatura y la historia- (recordad que ninguna se equivoca estéticamente). 
- A que nosotros también tenemos aquí en Extremadura, de buena calidad y plenamente incorporada en el ámbito nacional. 
- A que nuestra lengua española es una y diversa (recordad el lema) a pesar de las diferencias y a que nuestra lengua es una amalgama de otras y nuestra madre seguirá siendo el latín. 
- Y, por último, a respetar y valorar a esa enorme literatura hispanoamericana y a esos grandes autores que, sin duda alguna, han enriquecido nuestra literatura española y universal. 

 Aparte de realizar ese recorrido general de la materia, nos ha de servir esto para enterarnos el valor de la educación de alguna manera. 
 Partamos de la consideración de que la educación no es un actividad de resultados inmediatos; al contrario, lo es de frutos tardíos, y a menudo, imperceptibles. Uno siempre aprenden y enseña (lo hace todo lo que puede y le dejan), influye (o pretende), da ejemplo (o lo intenta), con la intención de poner su granito de arena en relación con cada uno de los alumnos que pasan por sus manos, con el nombre propósito de colaborar en el desarrollo de sus capacidades hasta el máximo de lo que puedan y quiera dar, de sembrar en ellos la curiosidad por aprender y disfrutar de lo que uno se aprende. Ya lo dijo Gabriel Celaya cuando decía que "soñar que ese navío llevará nuestra carga de palabras/hacia puertos distantes/hacia islas ajenas" (poema "Educar"). 
 Debemos de contentarnos con la tranquilidad de tener conciencia de haber hecho nuestro trabajo lo más honradamente que hemos sido capaces, con el máximo esfuerzo, lo más profesionalmente. Siempre nos acostamos convencidos de que nuestro cometido habrá calado, si no en todos, sí en algunos de los alumnos. Para ello hay que entender lo que siempre digo que la educación no quiere adeptos, quiere amantes (realmente es una cita de Federico García Lorca). 
  Apostemos, pues, y sin ambages, por el conocimiento y la cultura, sobre todo, para el ejercicio de forma ciudadanos críticos y entender los cimientos sobre los que aposentar nuestra sociedad. 
 A todo esto el estudio, el conocimiento, el esfuerzo, el trabajo, la disciplina, el aprender, es importante. No lo perdamos nunca, por favor. 

 Menudo rollo pensaréis que os he metido. Esta parte parece que os va a gustar más...



  Habéis sido unos grupos heterogéneos, habladores, alborotadores en ocasiones, y esto habrá provocado más de un enfado en alguno de los profesores-estoy seguro y soy uno de ellos-, sin embargo, de forma inconsciente habéis tenido la mayor virtud que unos alumnos de segundo de bachillerato pueden tener, es decir, la de estimular al profesor, a renovarse y plantearse nuevas formas de trabajar, porque siempre hemos encontrado respuesta en vosotros, o al menos en la mayoría de vosotros (ejem, ejem...)
 No os quiero dar un discurso cargado de moralina y comentar algo sobre la encrucijada en la que se encuentra no solo ya la educación, sino también la sociedad con ese término tabú que es "crisis". Solamente os pido que luchéis por vuestras metas, que aprendáis y estudies mucho, que seáis legales, auténticos sin borreguismos, fieles a vuestro espíritu e ideales (los valores clásicos y tradicionales), a pesar de que lo que os espera es un sendero difícil. Tened en cuenta que sois el orgullo de vuestros padres y el futuro del país está en vuestras manos. 

 Os echaremos de menos (aunque no lo parezca y penséis que sois unos alumnos más). Dice García Márquez: "Recordad es fácil para el que tiene memoria, olvidar es difícil para quien tiene corazón". Y, sobre todo, vuestras sonrisas, vuestras interrupciones, vuestras egolatría y simpatías, las desmotivaciones, las impaciencias, los enfados, las salidas de tonos y las broncas, las quejas, las faltas, las tildes, las regañinas, los nervios de los profesores, los exámenes mortales-cien mil autores con cien mil obras-, los consejos, los esfuerzos, las bromas, las horas de estudio, las pruebas PAU y un largo etcétera. 


 Me gustaría leer unas estrofas del bonito poema de José Agustín Goytisolo y sus Palabras para Julia. No podía ser menos al leer tantos y tantos en las clases, tal y como la comenzamos allá por septiembre (¿Os acordáis?)



Tú no puedas volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

La vida es bella, ya verás
como a pesar de los pesares
tendrás amigos, tendrás amor.
  
Tu destino está en los demás
tu futuro es tu propia vida
tu dignidad es la de todos.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino, nunca digas
no puedo más y aquí me quedo. 

Por lo demás no hay elección
y este mundo tal como es
será todo tu patrimonio.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso. 


 Un último consejo...Quizá, ahora mismo, el más importante de todos: disfrutad, pasadlo lo mejor posible en este día. Porque este día es vuestro y solo vuestro. Carpe Diem. Y lo demás, en realidad importa un pepinescomen. 


 Muchas gracias y buena suerte. 




 A todos mis alumnos de segundo de bachillerato del IES "Antonio de Nebrija" y del curso 2015-2016.



LECTURAS VOLUNTARIAS PARA SEGUNDO DE BACHILLERATO

FICHA DE LECTURA VOLUNTARIA    En principio, vamos a aclarar algunas lecturas de tipo obligatorio. Con respecto al primer trimestre ...