martes, 27 de enero de 2015

TEXTO EXPOSITIVO: LA INSTANCIA

     Tanto la instancia como los contratos son textos formales que responden a una estructura expositiva y se caracterizan por el uso de un registro formal del lenguaje y una estructura bastante fija.
 
   Se pueden realizar varias instancias referidas a temas relacionados con nuestra vida diaria. Algunos de ellos son, por ejemplo, la referida a la poca iluminación de la calle, al coche abandonado en la puerta de tu casa o, simplemente, pedir el uso de una instalación municipal para organizar un evento de cualquier tipo. 

    Pero en este caso vas a realizar una protesta formal imaginándote una situación inverosímil: tus profesores habituales se han declarado en huelga y los famosos de la televisión, como ya no viven de exclusivas, aceptan daros clase en tu instituto.  De este modo, tu profesora de Lengua es Belén Esteban, tu profesor de Matemáticas es el “pequeño” Nicolás y tu profesor de Educación Física es Kiko Rivera.  

    A continuación, redacta una protesta formal al Inspector de Educación argumentando en un tono totalmente formal y en un registro serio, las deficiencias educativas que las clases de estos profesores poseen y exponiendo la necesidad que sean sustituidos inmediatamente.

    Te puedes servir de un modelo clásico de instancia donde aparecen los siguientes elementos: 

I. ENCABEZAMIENTO: nombre y apellidos, DNI, domicilio, código postal, provincia…

II. CUERPO: parte central del escrito y a su vez consta de dos apartados.
  1. Exposición. Va introducida con la fórmula EXPONE. El solicitante explica los motivos de su petición. Cada motivo debe aparecer en un párrafo diferente.
  2. Petición. Es la solicitud propiamente dicha. Va siempre precedido del término SOLICITO. 
 III. CIERRE: engloba varios elementos. 
  1. Despedida. Está formada por la fecha, la firma y la identificación del solicitante. 
  2. Pie. Al final de la solicitud debe escribirse en mayúsculas el tratamiento y el cargo del destinatario. Los más frecuentes son: Excmo. Sr. (Excelentísimo/Ilustrísimo señor/a). 
     Incluye en esta protesta una portada y ponle nombre, apellidos y curso. 

       
   
    A continuación, os presento dos instancias curiosas. La primera es de Joan Manuel Serrat y se titula “A quien corresponda”. 

Un servidor,
Joan Manuel Serrat,
casado, mayor de edad,
vecino de Camprodón, Girona,
hijo de Ángeles y de Josep,
de profesión cantautor,
natural de Barcelona,
según obra en el Registro Civil,
hoy, lunes 20 de abril de 1981,
con las fuerzas de que dispone,
atentamente

EXPONE (dos puntos)

Que las manzanas no huelen,
que nadie conoce al vecino,
que a los viejos se les aparta
después de habernos servido bien.

Que el mar está agonizando,
que no hay quien confíe en su hermano,
que la tierra cayó en manos
de unos locos con carnet.

Que el mundo es de peaje y experimental,
que todo es desechable y provisional.

Que no nos salen las cuentas,
que las reformas nunca se acaban,
que llegamos siempre tarde,
donde nunca pasa nada.

Por eso
y por muchas deficiencias más
que en un anexo se especifican,
sin que sirva de precedente,
respetuosamente

SUPLICA

Se sirva tomar medidas
y llamar al orden a esos chapuceros
que lo dejan todo perdido
en nombre del personal.

Pero hágalo urgentemente
para que no sean necesarios
más héroes ni más milagros
pa’ adecentar el local.

No hay otro tiempo que el que nos ha “tocao”,
acláreles quién manda y quién es el “mandao”.

Y si no estuviera en su mano
poner coto a tales desmanes,
mándeles copiar cien veces
que “Esas cosas no se hacen”.

Gracia que espera merecer
del recto proceder
de quien no suele llamarse a engaño,
a quien Dios guarde muchos años.
AMÉN.

    Podéis escuchar la canción en este enlace: http://www.youtube.com/watch?v=XJ6V5SZt_6E

1 comentario:

  1. Hola: Es una actividad muy interesante. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar

ENCUENTRO CON ESCRITORES: LA ESCRITORA BEATRIZ OSÉS

     El curso pasado tuvimos la satisfacción de contar en nuestro centro con la presencia de la escritora Beatriz Osés, con motivo de la ...