martes, 21 de marzo de 2017

BIOGRAFÍA DE UNOS FAMILIARES: MI ABUELO MAXI Y MI BISABUELA PAULA

    En esta redacción voy a hablar de la vida de mi abuelo Maxi, porque creo que ha tenido muy intensa labor y me puedo servir como un referente personal. 

    Él es una persona muy cariñosa y trabajadora. Además, amante de su familia, enseñándonos siempre los valores positivos de la vida para que, primeros sus hijos y luego nietos sepamos valorarla. Él nació el 2 de octubre de 1942 en Fuente del Maestre en una familia humilde. Fueron siete hermanos, y él, el pequeño de todos. 

 Desde muy pequeño tuvo que alejar la escuela para ponerse a trabajar de camarero; iban a la ribera a por arena y la llevaban a los pueblos cercanos. Después de ser camarero, se fue a hacer el servicio militar y allí se sacó el carnet del camión. Cuando volvió de la mili se compararon un camión con mucho esfuerzo y empezaron a hacer viajes para llevar arena; primero a pueblos cercanos y después a ciudades como Madrid, León y Barcelona. 

  A los veintiocho años se casó con mi abuela Concha y enseguida empezaron a tener hijos, seis en total. Como cada vez le costaba más irse lejos dejando a su familia, decidió abrir una pensión en el centro del pueblo para no tener que viajar tanto. 


   Mis tíos y mi madre, desde muy pequeños, empezaron a mi abuelo y a mi abuela porque ellos dos solos no podían con el negocio. Cuando sus hijos empezaron a crecer tuvieron que tomar una decisión entre: separarse y cada uno buscar un trabajo, o mantenerse unidos y ampliar el negocio.


   Así surgió de formar una empresa familiar que hoy en día es un hotel donde trabajan todos unidos, que era el sueño de mi abuelo Maxi. 


Pedro García Santiago, estudiante de primero de bachillerato. 


 Esta redacción va sobre un familiar mío que es mi bisabuela Paula. Ella nació el 23 de abril de 1923 en Fuente del Maestre, en casa de sus padres, y es la pequeña de tres hermanas. 


   Su infancia fue como la de cualquier niño de esa época que nació en una familia humilde y trabajadora. En aquellos años, tenían pocos juguetes y ya sabemos que más bien todo era producto de su imaginación. Inició sus estudios en la escuela a los cinco años y a su corta edad de once abandonó sus estudios para trabajar y ayudar en casa, junto con sus dos hermanas. Su madre le mandaba a por agua para lavar la ropa, fregar y cocinar, junto con otras labores de la casa como hacer de comer, coser, y fregar la casa. 

  
  Años después, conoció quien hoy en su marido, mi bisabuelo Luis y tuvieron seis hijos entre los cuales está mi abuela Manola. Mi bisabuela trabaja en las casas de gente más rica, fregando y también les criaba a sus hijos, dándoles de mamar porque aquellas familias no tenían leche y  cuando llegaba a su casa hacía las tareas de la suya. Mi bisabuelo trabajaba en los hornos de cal. 

 A los treinta años, mi bisabuela tuvo que emigrar a Barcelona en busca de trabajo por su mala situación económica y tras seis meses trabajando en varios fábricas, encontró un trabajado definitivo y se llevó junto a él a su familia. Pero a los tres años de estar allí, para mi bisabuelo fue muy duro, una de sus hijas mi abuela, se volvió a Extremadura. Mientras tanto allí ella salía trabajar en casas y cuando llega a a la suya cuidaba de su hijos, y posteriores de sus nietos. 


   Hoy en día algunos de sus hijos son los que cuidan de ella porque está muy mayor. Y como está muy mayor para viajar, en verano voy a Barcelona a verla y pasos algunos días allí. 


Minerva Salamanca Guerrero, estudiante de primero de bachillerato. 


BIOGRAFÍA DE UN CONOCIDO

  Si tuviera que calificar o ponerle un titular a la persona que voy a biografiar, ese es, sin duda, es la de “luchadora infatigable”. Josefa Cuéllar Ortiz nació en La Fuente y en los años de la hambruna y murió antes de comenzar el siglo XXI. 

    Para el que suscribe es un referente no solo por ser mi madre, sino por ser el mejor ejemplo del lema: “el que la sigue, la consigue”, “todo es posible en esta vida”, “de todo se sale, menos de la muerte…”

   Durante su infancia jugó en las calles no asfaltadas de su pueblo. Como toda niña, hizo de la calle su centro de ocio, puesto que no asistía a las clases del colegio y sí lo hacia, no le resultaba productivo. Así le fue, que apenas sabía leer y escribir. 

  Años más tarde, ya siendo una mocita, empezó a trabajar como empleada del hogar por un sueldo, que actualmente se puede considerar mísero, pero había que trabajar…Hasta que conoció a su esposo, Francisco. Tras una relación de dos años de noviazgo y algunos problemillas, se casan y tiene cuatro hijos. 

   En aquel momento de su vida, esta giró en torno a la crianza de sus vástagos, vamos que se convirtió en una ama de casa a tiempo completo, incluso así, sacaba tiempo para ayudar a su marido en tareas de albañilería y de venta ambulante. Eran tiempos de mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucho de ir para aquí y para allá, muchas horas de insomnio, mucho de ilusión y desilusión.

  En los últimos años de su vida le llegó la tranquilidad a medias. Sus hijos era ya casi independientes, sin embargo, cuando mejor estaba y realmente, comenzaba a gozar de la vida…muere de una enfermedad grave. 

Te sigo recordando, mamá. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LA EDAD MEDIA: DIFERENCIAS ENTRE EL MESTER DE JUGLARÍA Y EL CLERECÍA, GONZALO DE BERCEO, "LIBRO DE BUEN AMOR", LIRICA POPULAR, EL CANTAR DE MÍO CID Y EL ROMANCERO.

           He de reconocer que esta comparación entre los dos mesteres es un clásico en los temas de literatura medieval. Por supue...